El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

25 septiembre 2008

Deudas


Vamos a ver, la deuda histórica de Andalucía no es de dinero. La deuda grande que tiene Andalucía es de vergüenza política, y ese capital nos lo han birlado desde el principio. La otra, la que llaman oficialmente la ‘deuda histórica’ es, en todo caso, un concepto distinto.

Vergüenza, sí. Esa es la deuda histórica de Andalucía. Y poco sentido tiene reclamar ahora la deuda estatutaria, casi treinta años después de haberla aprobado en una ley orgánica. Se derogó aquella ley que era el primer Estatuto sin que ningún gobierno de la nación la cumpliera y, peor aún, sin que ningún gobierno andaluz, todos del PSOE, la reclamase más allá de la conveniencia política del momento. Lo que está sucediendo estos días, el espectáculo de apariencias y desencuentros pactados entre la Junta de Andalucía y el Gobierno de la nación para no ofender a los socialistas catalanes en la negociación paralela de la financiación de la Generalitat, no es más que el final que cabía esperar de este esperpento, esta burla grande a los andaluces.

Vergüenza, sí. Porque el único sentido que tenía la deuda histórica cuando se incluyó en el primer Estatuto de Andalucía, el que nació de las entrañas del 28 de Febrero, fue el ansia de los andaluces de salir del subdesarrollo; que la democracia reparase más de un siglo de discriminación del desarrollo de Andalucía, discriminada como otros territorios de España para favorecer las industrias del único triángulo de poder que ha existido en la España moderna, Madrid, Bilbao y Barcelona. Frente a esa inercia, la deuda histórica ponía en manos de la autonomía andaluza su esperanza y sus sueños de justicia; su ilusión de disfrutar de las carreteras que no se habían construido, de los hospitales que no se habían creado, de las escuelas que no se habían abierto…

Vergüenza, sí. Porque la ‘deuda histórica’ no es un concepto nacionalista, ésa es la equivocación de muchos. No, la deuda histórica es un concepto que tiene que ver más con la justicia social y con la solidaridad que con la avaricia de las cosas. La deuda histórica andaluza buscaba la igualdad entre todos los territorios de España; que no es una exigencia como aquellas de los privilegios medievales del País Vasco ni tiene nada que ver con la desfachatez del déficit de la balanza fiscal que defienden en Cataluña. La ‘deuda histórica’ que reclamó Andalucía cuando se ganó en la calle su autonomía no tiene nada que ver con este mercadeo tramposo y vacío de ideas que negocia la Junta. Si se pierden los principios, si se olvida la meta, si ya no existe un por qué, lo de menos es la cifra. ¿Qué me importa que sean mil millones o dos mil, si esa cifra desaparecerá muy pronto en el mar billonario en el que flota la Junta de Andalucía?

Vergüenza, sí. Incluso ahora, cuando todo se ha olvidado. “Me hubiera gustado cumplir con el Estatuto” de Andalucía, dice Chaves. Como si el cumplimiento de las leyes fuera un asunto de gustos o de antojos. Presidente, la deuda histórica eres tú.

Etiquetas: ,

7 Comments:

At 25 septiembre, 2008 21:36, Blogger cigarrera said...

Excelente artículo, totalmente de acuerdo.

 
At 26 septiembre, 2008 09:04, Blogger canalsu said...

“Me hubiera gustado cumplir con el Estatuto”. Anda que tiene tela, como quien dice "el arroz me hubiera gustado con bogavante, pero es igual, me lo como con conejo". Desde luego, es la frase que mejor retrata a este personaje que ha encontrado en nuestra tierra la mediocridad cívica imprescindible para declarar sin rubor -y sin temor- que el cumplimiento de la ley depende del gusto o de la oportunidad.

En otra sociedad, Chaves estaría arruinado, políticamente se entiende porque, desde el significado literal del término, está casi en la miseria. O eso es lo que él mismo pregona. Con sus Brothers, los Leman andaluces.

 
At 26 septiembre, 2008 11:34, Blogger Lopera in the nest said...

Fue a finales de los ochenta cuando se planteó por algunos ilusos que después de la Expo-92, la Isla de la Cartuja se conviertiera en el campus universitario referencia del sur de Europa. Y no lo hicieron. Eso es lo que nos deben. Pero nos lo deben todos. No nos deben dinero para que el Chaves de turno se lo gaste en las actuaciones a las que nos tiene desgraciadamente acostumbrados y que no nos permite ni suqiera aspirar al nivel social de las mejores sociedades occidentales. Y aquí seguimos con ninguna universidad andaluza entre las cien primeras del mundo. Y ahora, el no va más: La Universidad de Sevilla se va a gastar 22 millones de euros en una Biblioteca que no va a tener uso de Biblioteca. Es que son tan ignorantes que no se han enterado que en el siglo XXI prácticamente toda la información académica relevante está en internet. O sea ...

 
At 26 septiembre, 2008 19:40, Blogger Iñigo said...

Estoy viendo el Pleno de politica general en el parlamento vasco y se percive por las retoricas que en el momento en el que aqui ganen PP o PSOE empieza la edad del parasitismo. No voy a decir que lo mejor que le podria pasar a españa es que fuera gobernado por el gobierno vasco, aunque lo piense.

Si se provara la hipotesis de que el vasco proviene del ibero, el fundamento politico estaria garantizado, de modo que muchos castellanos serian vascos que han sido latinizados. Quizas fuera hasta un hecho de justicia historica, quien sabe.

 
At 26 septiembre, 2008 22:03, Blogger cigarrera said...

iñigo, supongo que es una broma lo que escribes, o ¿de verdad crees que un gobierno puede tener una fundamentación 'étnica'?.

 
At 27 septiembre, 2008 09:41, Blogger Panduro said...

Como que nos deben toda la vergüenza ajena que nos están haciendo pasar.

 
At 27 septiembre, 2008 15:22, Blogger Iñigo said...

Hola Cigarrera, un gobierno la unica fundamentacion que necesita es la asuncion de su existencia por parte de los gobernados. Los gobernados que comparter gobierno es muy probable que compartan tambien cultura y tambien etnia, pero estos dos aspectos no son necesarios en sentido extricto. Aunque considero que una cierta homogenia cultural y etnica es preferible a la heterogenia dado que se facilita la cohexion social y se minimizan los potenciales conflictos.

El comentaria que hice ayer tiene mucho de botepronto, asi que no te lo tomes en serio.

 

Publicar un comentario

<< Home