El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

07 julio 2008

Voto Inmigrante


Si se fijan, cada vez que le preguntan a cualquier dirigente del PSOE la contradicción evidente de haber votado la directiva europea de inmigración y, a la vez, estar proclamando en España que sus políticas de inmigración están a la vanguardia del mundo occidental, la respuesta siempre es la misma: “En efecto, la directiva europea no hemos sabido explicarla bien”. Lo dicen, pero luego tampoco ofrecen ninguna explicación. La jugada es perfecta, desde luego, porque no sólo se deja la sensación de que, humildemente, se asumen las críticas sino que, además, las vinculan a la forma, no al fondo de la directiva europea. Y si vamos más allá, lo que nos vienen a decir es que el problema no está en la directiva, en las contradicciones del PSOE, sino en quienes la critican porque carecen de capacidad para entenderla por sí solos, sin explicaciones.

La cuestión, en cualquier caso, es que las explicaciones faltan pero no porque no se hayan dado, sino porque no existe explicación alguna para el cinismo. La cuestión es que hacía falta una directiva europea de inmigración que sirviera de marco legal general a todos los países de la UE, pero lo aprobado es un exceso; que atenta contra los Derechos Humanos más elementales que se pueda detener a un inmigrante durante 18 meses y que a un menor inmigrante se le pueda meter en un avión y dejarlo solo en un país distinto al suyo, sin conocer nada ni nadie, ni el idioma ni ningún familiar. Con dos velas de mocos como único patrimonio. Hacía falta una regulación, no este exceso.

Cuando se asumen las contradicciones con tanto desahogo, lo que viene a continuación es la carambola: después de votar a favor esa directiva europea, después incluso de haber endurecido la legislación española de inmigración, ahora vuelven a vestirse de vanguardia del progreso con la propuesta del voto de los inmigrantes en las elecciones municipales. Y dicen: el voto facilitará su integración en España. No eso lo que se persigue, claro, sino inflar el colchón de votos en las grandes ciudades en las que, desde hace años, el PSOE no consigue ganar las elecciones. Como Madrid. O como todas las capitales andaluzas.

Para favorecer la integración de los inmigrantes, el camino es el contrario. Primero, facilitar el reagrupamiento familiar, que es lo que acaba de impedir el Gobierno español con su nueva normativa. Y luego, ciudadanía española, para que los inmigrantes que trabajan aquí, que quieren quedarse en España, sean y sientan España como uno más. Que dejen de ser inmigrantes. Que sean pueblo español, que es donde reside la soberanía como dice la Constitución. Eso, vamos a ver, es integración, fusión, alianza de civilizaciones. Lo otro, ya se ve, es una indignante falta de escrúpulos para la utilización de los inmigrantes en lo único que parece interesar: su voto. Pero ya vendrá el PP a solucionarlo. Como esa insensatez de Rajoy ayer: “No hay nadie que no duerma por que los inmigrantes voten o no en las municipales” Ya ven qué sensibilidad. Entre la torpeza y el cinismo andamos.

Etiquetas: , , ,

5 Comments:

At 08 julio, 2008 09:42, Blogger Lopera in the nest said...

Javier, esta es una historia real. Una médico, que se autodenominaba de izquierdas, recibe en su consulta a un inmigrante que le exige la baja laboral por una supuesta lesión en la muñeca. Examinó exhaustivamente al "paciente"(?) y concluyó que no tenía ninguna lesión. En consecuencia no le dió la baja laboral. Estuvo a punto de ser agredida. Otro médico confirmó su diagnóstico, y también estuvo cerca de la agresión. O sea el inmigrante aprendió muy pronto el comportamiento de lo que parece ser práctica habitual de algunos trabajdores cuyo absentismo laboral es superior al cincuenta por ciento. O sea que ya están preparados para votar.

 
At 08 julio, 2008 16:03, Blogger ana.vazquezr said...

Lo más grave de lo anterior es la indiferencia del médico por su paciente. Un médico no actúa a demanda; actúa para curar a su paciente. ¿Examinó exhaustivamente al paciente? será la muñeca del paciente; pero el paciente es algo más.

 
At 08 julio, 2008 17:34, Blogger Lopera in the nest said...

Sra. ana.vazquezr, ¿Vd. sabe leer?. ¿De donde deduce la indiferencia de la médico?. El emigrante entró en la consulta "exigiendo" la baja laboral por un dolor en la muñeca. Coño con que el paciente es algo más, y claro entonces debe hacer un examen de para "curar a un paciente" que entra "exigiendo" la baja laboral porque dice tener un dolor en la muñeca que ninguna radiografía, ni exploración, ni alguna otra prueba más descubrieron. Además otro médico confirmó su diagnóstico.
De verdad, ¿Vd. sabe leer?.

 
At 09 julio, 2008 01:50, Blogger Pasión said...

Claro que sí es verdad "los casos" en los que cada día se enfrentan nuestros doctores/as. En los ambulatorios no se pueden hacer radiografías. Si eligen las urgencias de los hospitales, es lo primero que se realiza.

España necesita de mano de obra, es vital, como lo fuimos nosotros en Europa hace unos años. Muchos siguen viviendo en los paises de acogida. Pero los españoles no conocemos que creasen células de terroristas y provocasen atentados como los visitantes islamistas tienen a bien organizar en España, con la ayuda de no se sabe "quién/nes". Encima los tratamos mejor que en sus paises de orígenes. Gastamos dineros que tendrían más utilidad en nuestras escuelas, hospitales, tercera edad, semiabandonados y con pensiones de hambre.

Conozco a amigos que les han alquilado sus pisos y en él se han empadronado hasta ¡treinta personas! y el Ayuntamiento sin enterarse de la "anomalía", será por eso que quieren el voto para el/la "inmigrantes".

 
At 10 julio, 2008 14:39, Blogger Ministro Iñigo said...

Quien ve al ser humano desnudo, sin las falaces conotaciones positivas que le visten, deberia de saber que la inmigracion es un gran error.

 

Publicar un comentario

<< Home