El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

01 junio 2007

Profilaxis


Julio Anguita, que suele entrar en los templos de la política atizando a los mercaderes con el látigo de la coherencia y los principios, ha terciado desde una tribuna de prensa en Córdoba en el debate sobre quién debe gobernar en los ayuntamientos en los que ningún partido ha conseguido mayoría absoluta, si la lista más votada o la coalición de los demás. Y dice Anguita, para empezar, que, a la vista del espectáculo que están ofreciendo unos y otros, se debería llegar «a un acuerdo en esta materia por simple profilaxis mental y mínima formación democrática».
Luego, más adelante, defiende a lo largo de todo su artículo que la legislación actual podrá gustar o no, pero, como es evidente en un Estado de Derecho, se debe acatar sin más pataletas que el alcalde sea elegido por el pleno municipal. Es lo que hay, y si se quiere otra cosa, que se cambie la norma, pero hasta entonces la lista más votada no puede invocar el derecho de formar gobierno si, enfrente, existe un pacto con más número de votos. Este recordatorio de evidencias legales que hace Anguita siempre es conveniente, pero mucho más interesante resulta su invocación al acuerdo «por simple profilaxis mental y mínima formación democrática».
Profilaxis, sí; democracia, sí. Es lo esencial porque el problema mayor es haber convertido la legitimidad de los acuerdos en un chalaneo postelectoral que sólo persigue el poder y la derrota del adversario. Ni principios ni proyectos, la tarta. De hecho, habrá observado Julio Anguita cómo los dirigentes del PSOE o de Izquierda Unida, aún perdiendo las elecciones, aún cuando bajan votos y concejales, aparecen exultantes la noche electoral porque el acuerdo entre ambos se da por hecho, antes incluso de sentarse a hablar nada.

Habrá a quien le parezca suficiente que PSOE e IU compartan un pacto básico, el ‘pacto anti PP’, pero, igual que a Julio Anguita, a nadie que anteponga las normas básicas de un sistema democrático le parece así. Lo razonable en una democracia es atender a pactos sobre programas, sobre proyectos, sobre compromisos. Lo demás son trapos rojos, para que embista quien quiera.
Profilaxis, sí; democracia, sí. Y si no se hubiera pervertido hasta desnaturalizarla la legislación sobre la elección de alcaldes, lo democrático sería, para empezar, que los partidos que logran representación reconocieran y felicitaran al ganador. Y que luego se le ofreciera la posibilidad de formar gobierno y de ofrecer acuerdos a los demás partidos, con propuestas concretas, con proyectos concretos. Pero nada de eso está en la agenda política. De lo que se trata de sumar votos, no proyectos, para derrocar al candidato ganador. Dobletes, tripartitos, cuatripartidos o quintetos. Y reparto de concejalías, como cartas de póquer.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

At 01 junio, 2007 17:36, Anonymous Anónimo said...

Quizá por seguidismo de otros sistemas electorales forasteros o simplemente por simplificación mercadotécnica de los partidos, hablan y hablamos de candidatos a alcalde, a presidente del gobierno de españa o de la junta... Esto no deja ser una falacia de nuestro sistema electoral en el que por repetirla, la tomamos por cierta. Votamos listas, y tras las elecciones hay listas con más votos que otros, no es cierto que un candidato tenga más votos que otros. Es en todo caso el nº1 de tal o cual lista. Son los concejales electos los que eligen alcalde. Esto es muy simple, pero es lo que hay. Y si no gusta, que se cambie la ley, demasiadas interpretaciones laxas se hacen últimamente de demasiadas leyes con tal de no tener la valentía de cambiarlas. ¿Que se le dé oportunidad al "candidato más votado"? Claro, en el pleno consistorial de elección de alcalde, el que tenga más votos: el que sume más concejales. Es la ley.

 
At 01 junio, 2007 20:32, Anonymous Anónimo said...

Je,je,je...programa, programa y programa. ¿Pero los del PSOE hacen políticas de izquierdas o de derechas?.¿En qué quedamos?. Porque un servidor lleva escuchando a IUCA que el PSOE practica políticas de derechas toda la vida. ¿Es el consejero Vallejo de izquierdas o de derechas?. Je, je, je. Y lo que practica IUCA en Sevilla o en Marinaleda,¿tiene mucho que ver con la ética y el respeto a las opciones políticas de los demás?Nada, nada, nada. Todos contra el PP, no sea que guste y se nos acabe el chollo.

 
At 02 junio, 2007 16:44, Anonymous ay_perfidia said...

Luego se quejan de que decae la afición y que no se llena el estadio.

De todas las gráficas, la más aterradora es la que marca los índices de participación. Los que votaron el parto de los montes del Estatutillo prodigioso, fue ya de rechifla. Si encima les quitamos los noes, los en blanco y los nulos, le da a una la risa floja.

En mi caso particular, como protesta a la actual ley electoral, hace muuucho que no emito un voto válido. Si acaso alguno en blanco. Pero disfruto más doblando medio folio y escribiendo en él una payasada. Es mi forma de protestar por esta democracia secuestrada.

 
At 11 julio, 2007 09:26, Anonymous Anónimo said...

hola hermano!justo un palabra:hola! porque my nombre es caraballo como tu!!!oléééééééééé

 

Publicar un comentario

<< Home