El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

20 enero 2007

Carnaval


Los barandas autonómicos se han tomado con humor la elección de fechas para las consultas electorales. Si hace unos meses Pasqual Maragall eligió el Día de los Santos Difuntos para las elecciones catalanas en las que se consumaba su decapitación política, el presidente Chaves ha decidido ahora que el referéndum del Estatuto andaluz se celebre en el día grande del Carnaval de Cádiz.

Lo llamativo no es la guasa inmediata, eso de que el Estatuto andaluz vaya a refrendarse con el compás de fondo de los pitos de murga de Cádiz. Tu-turú-turú. No. Lo llamativo, lo que no se entiende, es que el presidente Chaves, después de tanto pensarlo, haya elegido uno de los domingos más proclives a la abstención de todo el mes de febrero.

Podría haber elegido, por ejemplo, un día laborable, como el miércoles 21 de febrero, que es Miércoles de Ceniza, y que también nos pondría en bandeja la comparación con el ‘auto de fe’ que precisa el texto de estos nuevos estatuto autonómicos, farragoso, cursi y prescindible. Pero no. La cosa será en domingo de Carnaval, y no habría de extrañarnos que la elección de esa fecha haya sido, precisamente, para tener garantizada una excusa oficial ante la abstención que se avecina.

Cómo no serán los temores sobre el índice de participación en el referéndum que ayer el presidente Chaves ya pidió que nadie utilice el resultado «como un arma arrojadiza». Curiosa forma de pensar. ¿Y por qué no va a ser nadie responsable de un referéndum en el que triunfe la abstención?

Si Chaves ha dicho durante meses y meses que el nuevo Estatuto garantiza un aumento del empleo, el desarrollo económico, los derechos sociales y hasta «el acceso a la cultura», como sostiene, por qué no vamos a pensar los demás que una abstención elevada significa que nadie lo piensa así, que nadie se lo ha tragado y que Chaves se ha embarcado en una aventura artificial que sólo le ha servido a él y a su partido político.

En fin, que nada de ello ocurrirá porque llegará el referéndum, la participación no alcanzará siquiera el cincuenta por ciento (si no ocurrió en Cataluña, ya me dirán), y el presidente Chaves, en vez de pedir disculpas por el despilfarro de tiempo y de dinero, se felicitará por ser el protagonista de otro ‘día histórico’, el cuarto o el quinto en pocos meses.

Como aquel día que la presidenta del Parlamento llevó el Estatuto al Congreso. Se citó en el Hotel Palace con sus asesores y de allí se fueron al Congreso. Antes de entrar, risas cuando cayeron en la cuenta de que el Estatuto, compilado en un pen drive, era tan pequeño como una cajetilla de tabaco. «El Estatuto cabe en el bolso», se titulaba el reportaje de aquel día. «El Congreso va a dejar el Estatuto más guapo», vaticinaba entonces la presidenta. Ya ven la endogamia, el elitismo y la ridiculez a la que puede conducir la política.

Dieciocho de Febrero que suena, como es Carnaval, a 18 de Brumario. Ya podemos encargar para ese día el disfraz de Napoleón. Con su mano en la pechera. ¿Existe mejor parodia de estos virreyes autonómicos?

10 Comments:

At 21 enero, 2007 00:00, Anonymous Anónimo said...

[...] Señor Chaves, Usted debe haber olvidado, que ese día los gaditanos quieren Carnavales,Coros,llenar la Plaza y la Viña de serpentinas,callejear buscando ilegales,pasar el día en el Merodio,con su copita de Moscatel y con todos sus amigos,como todos los años y solo por un momento recordar ,escuchando las letras pícaras de los coristas,que el país va como va por culpa de personas como Usted.La gente saldrá de casa ese día, para disfrutar de nuestra fiesta más grande,que es una vez al año y contamos los días que faltan para que llegue.Mire que yo me siento más andaluza que nadie,pero el orgullo de ser de Cádiz va antes.Si después de todo esto,la abstención es un bastinazo,no se excuse, ni saque punta a datos que no son fiables,porque tal y como fijó la fecha,ya sabía lo que se jugaba.No lo olvide el día 20 de Febrero,es Domingo de Coros.

 
At 21 enero, 2007 00:03, Anonymous Anónimo said...

errata: 18 de Febrero

 
At 21 enero, 2007 00:36, Anonymous Panduro said...

Como estos virreyes autonómicos además tienen aspiraciones taifales, también vale ir disfrazado de Almutamid cantando por La Canastera: ♪♪Almutamiii te lo juro por Aliii...♪♪

 
At 21 enero, 2007 00:55, Anonymous Anónimo said...

ENCUESTA EL MUNDO - SIGMA DOS
Zapatero ganó el debate, según la mayoría

Actualizado miércoles 17/01/2007
VICTORIA PREGO

MADRID.- José Luis Rodríguez Zapatero ganó de calle el debate del lunes en el Congreso, y lo ganó cuando tenía casi todos los elementos en contra gracias a que, según se desprende del sondeo de Sigma Dos para EL MUNDO, contó con la inestimable ayuda de su propio adversario político, Mariano Rajoy.

Estamos hablando de la opinión del 59% de los ciudadanos consultados que han declarado haber seguido la sesión parlamentaria de ayer en su totalidad o en parte. Y su veredicto es que el vencedor del debate fue el presidente del Gobierno, cosa que opina el 41,8% de los consultados frente al 32,1% que considera que fue el líder de la oposición quien salió victorioso de ese enfrentamiento político.

La única excepción en esta opinión mayoritaria aparece entre los mayores de 65 años y, por descontado, entre los votantes del PP. Pero, así como los que apoyan al PSOE dan como ganador a su líder en un 71,8%, el grado de entusiasmo de los seguidores de Rajoy es casi seis puntos más débil (66,3%). Los simpatizantes de IU son público entusiasta de Zapatero (65,4%) y hay un segmento de ciudadanos agrupados en el epígrafe Otros que también dan ganador al presidente por un 38,1% frente al 32,4% que se inclina por dar la victoria a Rajoy.

La intervención de cada uno de los dos líderes políticos deja clara la consideración de los ciudadanos. Los que opinan que el presidente del Gobierno estuvo bien (34,4%) o regular (24,6%) suman un 59%. Las mismas consideraciones (bien y regular) aplicadas a Rajoy dan un cómputo de un 42,4%. Es decir, casi 17 puntos por debajo. Y ello es así porque en la consideración general el porcentaje más alto que se le adjudica a Rajoy está en la casilla de mal (23,1%).

Hay que hacer la precisión de que, mientras algunos votantes del PP se muestran dispuestos a reconocer a Zapatero una buena, e incluso muy buena actuación, en el caso del líder popular hay casillas que están en blanco, lo cual significa por ejemplo, que hay cero votantes de Izquierda Unida que le reconocen una actuación al menos buena en el debate de ayer. Por lo tanto, Rajoy obtiene un porcentaje más alto entre las calificaciones que oscilan entre mal y muy mal que entre las que se mueven entre bien y muy bien.

Por lo que se refiere a si alguno de los dos ha mejorado o empeorado en estos últimos meses, la inmensa mayoría considera que el presidente sigue igual que siempre (60,4%), mientras que hay un 26,9% que cree que ha empeorado. En esta consideración negativa tiene un peso importante el votante del Partido Popular que, en un 49,2%, afirma que Zapatero ha ido a peor. Y de nuevo vuelve Mariano Rajoy a salir peor parado en las opiniones de la ciudadanía en términos globales porque, así como el 50,9% piensa que se mantiene en su linea habitual, aparece un 30,6% que sostiene que ha empeorado; un porcentaje de ciudadanos críticos que se incrementa muy notablemente entre los votantes del PSOE (55,2%) y de IU (54,8%), muy por encima de quienes, siendo seguidores del PP, opinan que su líder ha ido claramente a mejor en los últimos tiempos (33,7%).
Más convincente

Entrando ya en el resbaladizo terreno de las cualidades y defectos que registra a ojo la opinión pública, de nuevo el presidente del Gobierno se alza con la victoria en todos los campos, toda vez que los dos únicos calificativos en los que Rajoy supera a Zapatero son de naturaleza negativa. Por lo tanto, el presidente gana por goleada.

Examinadas las respuestas una a una, resulta que la mayoría considera que Zapatero estuvo más convincente que Rajoy (47,2% y 37,7%, respectivamente). Dos salvedades a esto: las de los mayores de 65 años y la de los votantes del PP, que apoyan a su líder.

También le parece a la mayoría que el presidente estuvo más brillante que el líder de la oposición, aunque en este caso las diferencias son menores. El 39,1% apuesta por la brillantez de Zapatero frente al 35,1% que le otorga la palma en este campo a Rajoy, a ambos suponemos que en términos relativos más que absolutos, porque el debate no fue precisamente uno de esos actos deslumbrantes que merecen pasar a los anales del parlamentarismo patrio.

En este caso, a los votantes del PP que alaban la brillantez de su líder se suman no solamente los mayores de 65 años, sino los que tienen entre 45 y 65 e incluso los votantes agrupados en el epígrafe Otros correspondiente al recuerdo de voto.

Más convincente y más brillante, Zapatero. Más agresivo, Rajoy, que no es como para tocar palmas. En lo tocante a agresividad, no cabe ninguna duda porque nada menos que el 70,2% del cómputo global, incluidos sus seguidores, considera que fue el líder de la oposición el más agresivo. También queda Rajoy como el más demagogo según el 40,1% frente al 35% que le cuelga este calificativo a Zapatero. Y, por lo que se refiere a la capacidad de comunicación, el presidente se vuelve a alzar con la victoria (47,8%) casi 17 puntos por encima de su adversario del PP (30,9%).

 
At 21 enero, 2007 00:57, Anonymous Anónimo said...

17.1.07 posted by Manuel Rico
El "Señor No" fracasa como matón de puticlub
En la sede del PP no les llega la camisa al cuello. La encuesta que hoy publica El Mundo es demoledora: el debate en el Congreso sobre política antiterrorista lo ganó claramente Zapatero.

Y que conste que para llegar a esa conclusión no hacen falta demasiadas encuestas. Salvo los bandoleros que intentan hacerse ricos sembrando odio desde la radio de la Iglesia, es evidente que a la inmensa mayoría de los españoles no les gusta que un dirigente político se comporte como un matón de puticlub. El Señor No, político anteriormente conocido como Rajoy, aceptó interpretar dicho papel en el debate del lunes y los españoles le han respondido con una sonora bofetada estadística. Es una cuestión de sentido común.

La diarrea popular era ayer por la tarde de tal calibre, el olor empezaba a extenderse tan intensamente por toda la capital, que los colaboradores del Señor No se apresuraron a filtrar a los medios que Ambrosio estaba pensando en realizar un gesto "de hombre de estado".

¿Hombre de estado? Ja, ja, ja. Perdona que me ría, Ambrosio. Un gesto no, tiene que hacer tres. Y como el Señor No es tan amigo de dar lecciones a todo el mundo, en esta ocasión me tomaré la molestia de explicarle muy amablemente cuáles son esos tres gestos imprescindibles:

1) Pedir perdón a los españoles por evitar que el PP se manifestara contra el terrorismo el pasado 13 de enero.
2) Declarar solemnemente que cambia su estrategia política para anteponer a partir de ahora la derrota de ETA a sus intereses electorales.
3) Solicitar disculpas a Zapatero y a todos los ciudadanos por comportarse en el Congreso como un violento chisgarabís.

Mientras no cumpla con estas condiciones mínimas para regresar a la comunidad de los cuerdos, aplicar la expresión "hombre de estado" al Señor No es un puro sarcasmo. Si Ambrosio tiene caquita, primero que se la limpie y luego ya podrá salir a jugar a la calle con los demás. Siempre claro que le dé permiso mamá, o sea, el empleado de Murdoch.

posted by Manuel Rico

 
At 21 enero, 2007 01:03, Anonymous Anónimo said...

13.1.07 posted by Manuel Rico

La anorexia moral del "Señor No"
Es hora de llamar a los miserables por su nombre.

El Señor No, político anteriormente conocido como Rajoy, ha tenido en su vida política dos momentos clave. En ambos se comportó de idéntica manera, dejando al desnudo la enfermedad que le aqueja. Se llama anorexia moral.

El 13 de marzo de 2004, violando la jornada de reflexión, concedió una entrevista que El Mundo tituló en portada con las siguientes palabras: "Tengo la convicción moral de que fue ETA". Y ello a pesar de que el Señor No tenía datos suficientes para concluir que había sido un atentado de terroristas islámicos.

El 13 de enero de 2007, mostrando de nuevo un patético electoralismo, pidió la desconvocatoria de dos manifestaciones contra el terrorismo. Y ello a pesar de que los convocantes de la marcha de Madrid aceptaron la exigencia del Señor No de incluir la palabra "libertad" en el lema de la manifestación.

¿Cuándo va a pedir el Señor No perdón a los españoles por engañarles el 13-M?

¿Cuándo va a pedir el Señor No perdón a los españoles por traicionar a los muertos de Barajas el 13-E?

Entre un político desconcertado (ZP) y un político inmoral (Señor No), cualquier ciudadano decente tiene clara la elección.

El Señor No pasará a la historia de España por ser el único político que ha intentado, en dos ocasiones, llegar a La Moncloa traficando con los sentimientos y el dolor que genera el terrorismo.

El Señor No debe pedir solemnemente perdón a los españoles por mentir el 13-M y por dividir a los demócratas el 13-E. Mientras no reclame ese perdón, el Señor No vivirá abrazado a la infamia.

Hoy, 13 de enero de 2007, yo me manifestaré en Madrid. Mis motivaciones son tres:

1) Mostrar mi solidaridad con las familias y los amigos de las dos personas vilmente asesinadas por ETA: Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.

2) Decirle a los terroristas que son unos salvajes despreciables que jamás conseguirán imponer sus ideas totalitarias a los demócratas.

3) Demostrar mi desprecio hacia los políticos que trafican electoramente con las víctimas del terrorismo.

posted by Manuel Rico

 
At 21 enero, 2007 01:08, Anonymous Anónimo said...

ESPAÑA
LA RESPUESTA / MARIANO RAJOY
«Ahora sería bueno que hubiera un gobierno con mayoría absoluta»
«Doy mi palabra de honor de que no conozco más datos que el resto de los españoles» - «Las Fuerzas de Seguridad dicen lo que saben. No se casan con nadie»
VICTORIA PREGO / CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

MADRID.- Son las 14.00 horas del viernes 12 de marzo y en las calles flota un sentimiento de abatimiento e indignación, de rabia contenida. Los carteles electorales ofrecen mensajes que suenan vacíos ante la catástrofe que ha conmovido a toda España.

Mariano Rajoy, el candidato del PP, estaba a punto de finalizar una campaña agotadora y se ha encontrado con el atentado más brutal de la Historia a 48 horas de que los ciudadanos tengan que ir a las urnas. El hombre que se ha fajado con Rodríguez Zapatero sin perder la compostura, sin insultar y haciendo honor a su lema de que a la gente hay que hablarle de lo que le interesa llega a la recta final de la carrera, exhausto y un tanto abatido, no por los miles de kilómetros y las horas de sueño perdidas en las últimas dos semanas, sino porque, al final, el destino ha marcado brutalmente las reglas de juego. «La vida es así», dice con resignación.

Más delgado, un poco demacrado, pero transmitiendo siempre una sinceridad que le hace parecer más humano que la mayoría de los políticos, acepta mantener una conversación con EL MUNDO sobre la masacre de Madrid y sus consecuencias.

Pregunta.- ¿Cómo está usted ahora?

Respuesta.- ...Pues ahora digamos que un poco más tranquilo que el jueves. Ese día me impresionó mucho ver a la gente, el sufrimiento, la impotencia... La verdad es que sentí mucha rabia. Hoy estoy un poco más tranquilo. Creo que lo que hay que hacer, y eso es lo que se espera de nosotros, es que seamos mucho más eficaces en la lucha contra el terrorismo.

P.- ¿Cómo se enteró usted de la noticia del atentado?

R.- Estaba en mi casa. Me lo dijo mi mujer por la mañana a primera hora, cuando empezó a salir en televisión. Después tuve cuatro o cinco llamadas seguidas. En ese momento, todavía no se sabía exactamente qué había pasado, había una confusión enorme.

P.- ¿Pudo dormir la noche del jueves?

R.- Ya había dormido mal la noche anterior, y el jueves la verdad es que dormí poco. Estaba aplanado, cansado, pero al menos pude dormir un poco.

P.- ¿Por cuál de las dos hipótesis (ETA o Al Qaeda) se inclinaría usted?

R.- Por la que me digan los responsables de la investigación.Porque es lo que he hecho siempre, también cuando he sido ministro del Interior. Y jamás he dicho, siendo responsable de ese Ministerio, una cosa distinta de la que me dijeron los responsables de la lucha antiterrorista. Ellos ahora dicen que la vía prioritaria en la investigación es ETA, pero que no descartan otras posibilidades.Ahora y en cualquier circunstancia creeré lo que digan los responsables de la investigación. Cuando yo era ministro y daba ruedas de prensa después de los atentados, lo que hacía era leer y no interpretar el papel que me daba la Policía o la Guardia Civil.

P.- Con los datos que hay ahora sobre la mesa, ¿usted sigue pensando que la responsabilidad del atentado la tiene ETA?

R.- Hay algunos datos que, en mi fuero interno, me hacen pensar que se trata de ETA. Y es que, además de que me lo dicen, yo tengo la convicción moral de que es así. Porque ETA ya ha intentado asesinar y sus militantes han sido detenidos hace apenas 10 días con más de 500 kilos de explosivos cuando se dirigían a Madrid.El día de Nochebuena también intentaron una masacre en la estación de Chamartín y quisieron sembrar de mochilas bomba el Valle de Arán. En poco tiempo lo han intentado cuatro veces y no lo han conseguido. A la quinta parece que han logrado su objetivo.

P.- ¿No cree usted que los ciudadanos deberían saber el 14 de marzo con toda seguridad quién provocó los atentados?

R.- Yo creo que sería muy bueno que esa seguridad existiera.Cuanto antes se sepa, mejor.

P.- ¿Ha hablado de este asunto con Aznar?

R.- Sí, he hablado con él. Aznar me ha comunicado lo mismo que al secretario general del PSOE y además me ha dicho que me llamaba para contarme exactamente lo mismo que al señor Rodríguez Zapatero.

P.- ¿Cuántas veces ha hablado con él?

R.- Cuatro o cinco veces. La última de ellas, el jueves a última hora de la noche.

P.- ¿Le ha informado puntualmente de todo lo que se iba sabiendo?

R.- Sí, me ha dado información puntual de todo. Por ejemplo, el jueves, al final de la tarde, me dio la información de la furgoneta que había aparecido en Alcalá.

P.- ¿Ha hablado con Rodríguez Zapatero?

R.- He hablado con él para decirle que yo suspendía mi campaña electoral de forma absoluta y para contarle lo que yo sabía.El me planteó la posibilidad de hacer una reunión de la Comisión Permanente del Pacto Antiterrorista. Yo le dije que lo estudiaría.Al final, a través de otras personas, se decidió que ahora lo importante era concentrarse en la manifestación del viernes.

P.- ¿Qué le dijo Zapatero sobre el atentado?

R.- Me habló del drama que suponía y de cómo se sentía él y me dijo que ellos también iban a suspender la campaña.

P.- Supongamos que los Cuerpos de Seguridad determinan sin ninguna duda que el responsable del atentado ha sido ETA. ¿Qué consecuencias políticas tendría esa constatación?

R.- No creo que haya que hacer grandes modificaciones sobre lo que ahora existe. El Pacto Antiterrorista goza de buena salud y pienso que la mayoría del resto de los partidos, excepto ERC -que defiende la negociación con ETA- o el PNV -que se opuso a la Ley de Partidos Políticos- comparten sus principios, que son muy claros: luchar contra el terrorismo con los instrumentos que ofrece la ley y no negociar con ETA. Por ello, no pienso que hiciera falta crear algo nuevo o que sea necesaria una revitalización artificial del Pacto.

P.- Durante su etapa como ministro del Interior, se llevaron a cabo diversas operaciones contra grupos integristas islámicos.¿Usted cree que la red de Al Qaeda tiene capacidad suficiente ahora como para hacer un atentado en España como el que ha tenido lugar el 11-M?

R.- Es difícil de saber. Nosotros practicamos bastantes detenciones.Fuimos uno de los países más eficaces en la lucha contra el terrorismo islámico. De hecho, todo apunta a que una parte importante del atentado del 11-S se preparó aquí. En Casablanca, 11 personas se suicidaron y cometieron un brutal atentado. En Nueva York también se suicidaron... Aquí, hasta ahora, de todos los muertos identificados sólo hay uno que es de nacionalidad marroquí, pero nada hace pensar que se haya suicidado.

P.- Un dirigente del PSOE y algunos medios acusan al Gobierno de manejar datos que oculta a la opinión pública y que apuntan claramente a la autoría de Al Qaeda.

R.- Le doy mi palabra de honor de que no conozco más datos que los que conocen todos los españoles. Y también le digo que, por lo que conozco, las Fuerzas de Seguridad del Estado no se van a casar con nadie. Dirán lo que tengan que decir con la información de que dispongan.

P.- ¿Qué credibilidad atribuye usted a los desmentidos que ha realizado Arnaldo Otegi o la propia ETA en Gara?

R.- Para mí, ninguna. Lo que digan Otegi o ETA a través de Gara no tiene ninguna credibilidad. No sólo ahora, sino desde hace mucho tiempo. Es inadmisible, como hace el señor Otegi, justificar el asesinato de una persona. ¿Qué pasa? ¿Es que ellos gradúan su consideración sobre los atentados? ¿Está bien si son pocos muertos, pero si son muchos ETA no lo podría hacer? ¿Es que esperan que la gente acepte que matar a uno o dos sea admisible? Eso es intolerable y bochornoso.

P.- Nada más conocerse el atentado, el señor Carod declaró que ésa era la prueba de que era necesaria la negociación con ETA.

R.- A mí eso me parece inadmisible. Creo que es disparatado darle a una organización terrorista una salida distinta de la de abandonar las armas.

P.- Si gana usted las elecciones, ¿va a mantener la misma política en la lucha antiterrorista?

R.- Si soy presidente del Gobierno voy a mantener la misma política, porque creo que ha sido eficaz, positiva y que le hemos hecho la vida muy difícil a ETA.

P.- Los ciudadanos han reaccionado de una manera ejemplar ante la masacre del 11-M. ¿Qué les diría usted?

R.- Que estoy orgulloso de mis compatriotas. El jueves había colas para donar sangre, gente que recogía a los heridos con sus manos, taxistas que llevaban gratis a la gente... Así que lo que yo les diría es que vale la pena vivir por ellos y que deben de estar contentos de sí mismos.

P.- Hoy es día de reflexión y los ciudadanos siguen conmocionados por lo que ha sucedido en Madrid. En esas condiciones, ¿usted cree que sería bueno que de las elecciones saliera un gobierno fuerte?

R.- Sí, creo que ahora sería bueno que hubiera un gobierno con mayoría absoluta. España tiene un problema importante de terrorismo y un problema de definición de modelo de Estado, y para resolver esos problemas es bueno que haya un gobierno con mayoría absoluta.

P.- Si usted gana, ¿le ofrecerá a Rodríguez Zapatero no sólo la renovación del Pacto Antiterrorista, sino un pacto sobre el modelo de Estado?

R.- No le quepa la menor duda de que lo haré.

P.- ¿Usted cree que el líder de la oposición está en disposición de aceptar ese pacto?

R.- Yo lo deseo firmemente. Es probable que antes él tenga que resolver alguna cosa, pero yo lo deseo y creo que la mayoría de los votantes y dirigentes socialistas también lo quieren así.Lo creo firmemente y lo sé, porque he hablado con ellos.

P.- ¿De qué manera cree que va afectar la masacre del 11-M a las elecciones de mañana?

R.- No lo sé. Me gustaría que no afectara de ninguna manera.

P.- Mucha gente se pregunta si existe todavía un espacio para el encuentro con los nacionalistas vascos.

R.- Hay un espacio para el encuentro, siempre y cuando no se trate de cambiar las reglas de juego. El problema del encuentro es que el espacio para que se produzca ya existe: en el caso del País Vasco es el Estatuto de Gernika. Pero el PNV ha roto ese espacio de acuerdo y por eso el plan Ibarretxe tiene un vicio de origen. Porque los demás hemos sido leales, no hemos puesto encima de la mesa otro estatuto distinto y se lo hemos echado en cara diciendo: «Mire usted, o dialoga sobre mi estatuto o es usted un intolerante». Los demás no hemos hecho eso. El punto de acuerdo tiene que construirse alrededor del Estatuto de Gernika, votado mayoritariamente por todos los vascos.

P.- Si usted es el próximo presidente, ¿conoce algún camino que permita remansar todo esto?

R.- Hombre, yo tengo el objetivo de tener las mejores relaciones institucionales posibles. Haré cuanto esté en mis manos para que las cosas funcionen de una manera más razonable, pero me temo que para lograr eso se requieren voluntades concurrentes.Yo, desde luego, lo haré. Trabajaré para que éste sea un país tranquilo y relajado, un país donde nos preocupemos de los verdaderos problemas de las personas.

P.- El que Cataluña se convirtiera en un problema sería gravísimo para España.

R.- Yo creo que, al final, tendremos la suficiente finura y los ciudadanos de Cataluña tienen el sentido común acreditado a lo largo de su Historia para que deje de ser un problema. Y, si no, al tiempo. Ese es un reto importante.

P.- ¿Usted tiene esa finura?

R.- Yo creo que sí. Soy un señor de Santiago de Compostela que he negociado mucho, como vicepresidente del Gobierno y como ministro.Y creo que estoy en muchas mejores condiciones que otros para abordar este problema con inteligencia.

P.- ¿Sería bueno renovar el talante de su partido?

R.- Yo es que, perdónenme, pero tengo un talante fantástico.Mi talante no lo quiero renovar porque estoy muy contento de cómo soy. A mí esto del talante me hace gracia, se lo digo de verdad. Yo he estado en el Parlamento y he visto a los dirigentes de la oposición insultando, pero con unos insultos descomunales.¿Qué pasa, que algunos tienen bula? ¿El señor González tiene mejor talante que yo? ¿El señor Guerra o el señor Caldera tienen mejor talante que yo? ¿O todos esos señores que nos boicotean los actos o manifestaciones, como ha ocurrido en muchas ocasiones, tienen mejor talante que nosotros? Eso no se lo cree nadie que esté en su sano juicio. Yo tengo mucho mejor talante que la mayoría.

 
At 21 enero, 2007 01:14, Anonymous Panduro said...

Fino analista, el tal Manuel Rico. Felicítelo de mi parte.

 
At 21 enero, 2007 01:28, Anonymous Anónimo said...

SIN ENMIENDA
Requisitos para ser presidente

@Juan Carlos Escudier

Sábado, 20 de enero de 2007


Ha dicho Rajoy que tendríamos que ir pensando en ampliar los requisitos para ser presidente del Gobierno porque lo de ser español y mayor de edad no le parece suficiente. Lo decía, claro, mirando de soslayo a Zapatero, sobre el que periódicamente suele descargar invectivas que cuestionan su capacidad, no ya para dirigir el país sino para llevar las cuentas de una comunidad de vecinos. De los requisitos para ser líder de la oposición no dijo nada porque, al fin y a cabo, debe el puesto al dedo de Aznar y no podemos esperar que en el futuro todos los jefes de la oposición sean señalados digitalmente por el ex presidente, salvo que lo convirtamos en una ceremonia parlamentaria y momifiquemos su índice, al estilo del brazo incorrupto de Santa Teresa.

De Zapatero ha vertido Rajoy tantos epítetos en los tres últimos años que un diputado del PSOE, Rafael Estrella, ha llegado a coleccionarlos. Por citar algunos de ellos, Zapatero, además de “bobo solemne”, ha sido definido como irresponsable, grotesco, frívolo, inexperto, antojadizo, veleidoso, inconsecuente, acomplejado, perdedor complacido, radical, taimado, maniobrero, agitador, ambiguo, débil e inestable. Rajoy ha llegado a llamarle “hooligan británico”, sabiendo de antemano que los idiomas no son el fuerte del presidente del Gobierno, virtud ésta que sí adornaba a su antecesor, un hombre con enormes facultades para imitar acentos, especialmente el chicano.

Esta costumbre de presentar al oponente como un incapaz “que tiene la cabeza de adorno”, dicho sea en palabras del propio Rajoy, puede satisfacer a quienes ocupan las primeras filas en torno al cuadrilátero y disfrutan mientras la sangre del boxeador que presumen noqueado salpica sus abrigos, pero provoca una reacción alérgica en el resto. Sobre todo, porque el insulto no sólo se clava en la fina piel del presidente –otra expresión del líder del PP- sino que aguijonea a los millones de electores que le han votado, que no suelen tomar a bien que alguien les llame imbéciles, aunque ese alguien sea registrador de la propiedad.

Tenemos por tanto entre nosotros a una mente privilegiada o, en su defecto, a alguien con una acreditada superioridad intelectual, no ya respecto a Zapatero sino sobre los 11 millones de españoles que se dejaron embaucar por este sonriente “chisgarabís” presidencial –el entrecomillado es de Rajoy-. Y lo lógico hubiera sido que cerebro semejante hubiera iluminado el camino como un faro de conocimiento, aportando soluciones deslumbrantes a los problemas de España si es que quedaba alguno, porque no hay que olvidar que la ‘mente maravillosa’ de Rajoy ha dispuesto de varias carteras ministeriales y ha sido vicepresidente de Aznar, otro pozo de sabiduría que sostenía que al terrorismo internacional se le combatía invadiendo Iraq, con los magníficos resultados que pueden observarse.

Sin embargo, o la bombilla del faro es de bajo consumo y tarda en encenderse o ha estado fundida algunos años, porque las alternativas procedentes del PP han sido escasas. Eso sí, las luces del partido se han dirigido a buscar con denuedo una relación entre ETA y el 11-M, a pesar de que, como todo el mundo sabe, ETA en 2004 estaba derrotada gracias al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, ese ‘papelito’ con el que Zapatero se ha hecho un avión para distraer a los niños de los nacionalistas.

Es en ese asunto del terrorismo donde la inteligencia de Rajoy se ha desplegado en toda su amplitud, aunque las neuronas le hayan patinado. De Zapatero no podíamos esperar nada porque un tipo tan lelo era normal que fuera engañado por Ternera y Txeroki, dos acreditados jugadores de póquer. Pero en el líder de la oposición, cuya posición contraria al diálogo ya conocíamos, teníamos confianza, sabíamos que su análisis sobre lo que realmente estaba pasando tenía, por fuerza, que ser certero.

Desde el PP se nos ofrecieron crónicas pormenorizadas de la ‘rendición’. Un lunes Zapatero reconocía a ETA el derecho de autodeterminación de Euskadi; un miércoles, concedía la anexión de Navarra al País Vasco, chistorra y pacharán incluido. El fin de semana pactaba la excarcelación de todos sus gudaris y aceptaba pagar a cargo del Erario los aurreskus de homenaje. Todo estaba meridianamente claro, o eso parecía.

El atentado del día 30 de diciembre dejó en evidencia al presidente del Gobierno, que al día anterior cortaba la cinta de la Arcadia feliz. Se equivocó, tal y como ha reconocido, algo que a nadie debe extrañar tratándose de un tipo que no reúne los requisitos necesarios para ser presidente del Gobierno. Pero, ¿y Rajoy? ¿Cómo hacer compatible el bombazo con la evidente claudicación por él anunciada? ¿Cómo cuadró el círculo? ¿Rectificó al menos?

La reacción del presidente del PP ha sido toda una manifestación de clarividencia. Cualquier político pelagatos y sin principios hubiera corrido a ponerse al lado del Gobierno, a manifestar su solidaridad en la calle con las víctimas, a cerrar filas frente a los salvajes. En lugar de eso, subió a la tribuna a echar un rapapolvo a Zapatero, culpable por activa o por pasiva: si le ponen bombas porque no ha cedido y si no se las ponen porque ha entregado también La Rioja.

La mayoría de los españoles, según las encuestas, han visto en Rajoy altanería y soberbia. Les ha parecido mal que se haya ensañado con ese pobre hombre que es Zapatero. No han entendido que las palabras del líder del PP eran el reflejo de su inteligencia superior. No cumplen, en definitiva, los requisitos para ser presidente del Gobierno. ¡Cuánto zote anda suelto!

escudier@elconfidencial.com

 
At 21 enero, 2007 17:23, Anonymous Ciudadano contra el Estatuto said...

.
VOTA NO EN EL REFERÉNDUM DEL ESTATUTO DE ANDALUCÍA.

HAZLO POR TI Y POR TODOS:

-Porque no lo necesitamos; y porque, como se ha demostrado, la descentralización y la ruptura del estado sólo sirven para crear más desigualdades entre las diferentes provincias españolas, y también entre los Ciudadanos de a pie.

-Porque es un Estatuto creado por los políticos con el único objetivo de obtener más poder.

-Porque es un Estatuto que apoyan todos los independentistas y radicales de España, pues les da esperanzas en su camino hacia la ruptura de la nación de ciudadanos iguales en derechos y libertades.

Esperamos contar con tu NO.

Ciudadanos-PARTIDO DE LA CIUDADANÍA (Andalucía)

PARTICIPA EN EL FORO NO AL ESTATUTO DE ANDALUCÍA

VISITA LA GALERÍA DE IMÁGENES CONTRA EL ESTATUTO ANDALUZ
.

 

Publicar un comentario

<< Home