El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

17 enero 2006

Perdedores


Tengo una predilección antigua por los perdedores. Una atracción irremediable, una ternura honda, una admiración profunda. Perdedores al estilo de aquellos que retrataba en su libro Luis Antonio de Villena, «es decir, el perdedor que no es propiamente un mediocre o un fracasado, sino quien ha intentado ser más y, desde ahí, ha llegado al derrumbe». Es verdad. Todo perdedor deja a su paso la sombra de un imposible; el destello de una utopía por la que luchó inútilmente; la herida de una batalla perdida. Rasguños en la piel, tiras desgarradas de un traje nuevo.

La silueta de ese perdedor se apostó hace cuatro días frente al Ayuntamiento de Jaén. Se llama Alejandro Vico, tiene barba canosa, de sindicalista antiguo, y uno de esos chaquetones con el reverso de tela rizada, esponjosa, que simula la lana de cordero. Ha instalado una carpa con unos plásticos y unas cañas, como un puesto de melones. Pero no vende nada. Alejandro lleva varios días en huelga de hambre. Tampoco pide nada material. En todo lo alto, atado a las cañas, ha colocado cartel escrito a mano: «Por la libertad». Más abajo, en letra pequeña, añade «Y democracia interna. P.S.O.E.». Así, con puntos que separan cada palabra de la sigla, que es también una forma subliminal de protesta. Como si quisiera recordar que esas siglas tienen un significado, desdibujado por el afán comercial de la política: Partido Socialista Obrero Español.

Alejandro Vico es, dicen, un militante histórico del PSOE de Jaén desbordado, excluido, por una invasión de militantes recién afiliados en La Carolina. Es una historia repetida en muchos partidos, y una constante en el PSOE de Jáén. El poder de los antiguos militantes se diluye en censos inflados de recién llegados, colocados a dedo en las instituciones y aledaños, para hacerse con el poder de la agrupación, para garantizarse el poder en la elaboración de las listas electorales. El partido como empresa de trabajo temporal. «La protesta es para denunciar la hipocresía, la falta de igualdad y el pucherazo en esta ejecutiva local», dice Vico. «Sólo queremos limpiar con honestidad el partido y paliar el daño hecho por los que dividieron la formación con sus imposiciones, al más puro estilo de la mafia siciliana».

No es la primera vez que en Jaén un militante habla de mafia, de pucherazo y de cortijo. Y no será la primera vez que el aparato del partido le pase por encima, atropellando las denuncias, orillando los argumentos, aplastando las preguntas. «Mientras ellos han hecho del partido un modo de vida, nosotros hacemos un modo de ser». La dignidad y los principios bajo una carpa de plástico, como un chozo de melones. Hoy, quizá pase a su lado, veloz en el coche oficial, Zapatero, que visita Jaén. Y toda la comitiva andaluza, en su coches oficiales. Sin mirar.
En unas fotos, Alejandro aparece sonriendo, apoyado en sus muletas. No cabe duda de que es un perdedor.

6 Comments:

At 17 enero, 2006 20:12, Anonymous Anónimo said...

En Jaén manda el cacique Gaspar. Y ya está. El que pretenda llevarle la contraria ya sabe lo que le espera. ¿O esto no es así?

 
At 17 enero, 2006 21:00, Anonymous La niña que riega la albahaca said...

Para mi es un ganador, porque ha ganado en dignidad.

 
At 17 enero, 2006 21:29, Anonymous Anónimo said...

Pues para mí es un tipo que ha perdido unas elecciones dentro del partido y se ve que quería seguir mandando en la agrupación. Eso ocurre mucho, porque hay quien se cree en propiedad de las agrupaciones y nunca aceptan bien que entren nuevos militantes con otras ideas y otros liderazgos. En el PSOE, por ser un partido centenario con mucha historia, estos episodios se producen a menudo. ¿Que le pasó a los guerristas, por ejemplo? Pues lo mismo que a este señor, que en cuanto perdieron el control de las asambleas comenzaron a hablar mal del partido. Por lo menos, no se pusieron en huelga de hambre. Que casualidad que la "mafia siciliana" que denuncia sólo se produzca cuando él sale de la agrupacion.

Atentamente,


Honorato.

 
At 18 enero, 2006 10:01, Anonymous Anónimo said...

Que horror confundir el PSOE con la mafia siciliana. Ademas los guerristas han sido rehabilitados en el programa de la memoria historica. Lo que hay que hacer es ser habilidoso y ganar siempre.

 
At 18 enero, 2006 12:52, Anonymous El Marqués del Retiro said...

Enorme, Caraba, sobre todo el comienzo. Espléndida esa evocación de los destellos de dignidad que brotan de los desgarros de los perdedores. Y lo del partido como ETT, viejo concepto que conviene refrescar de vez en cuando. ¿En La Carolina no era donde quiso mandar Vallejo?

 
At 28 julio, 2006 13:22, Anonymous Anónimo said...

es dignidad, democracia y respeto tirar anonimos, dejar de hablar a compañero/as solo por no estar de acuerdo con el y el sector critico,por ser militante del partido y colabrar en los actos que este hace a lo largo del año, me parece que de esta forma no se GANA SINO TODO LO CONTRARIO.

se critica a la str. general del partido que vino impuesta por la direccion provincial, que dicen de su lider javier casinos que lleva 4 meses trabajando en almeria y los a dejado tirados como si no le importara nada mas que su trabajo porque vive muy bien mientras los demas se han dejado la piel por el y el pago que les da es planton.

seamos sensatos que el verdadero enemigo no esta en el P.S.O. SINO EN EL AYUNTAMIENTO Y SE LLAMA CACIQUE,DICTADOR Y FACHA RAMON PALACIOS

 

Publicar un comentario

<< Home