El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

10 enero 2006

Diamantes

Hay una empresa en Sevilla con un objeto social interesante: convierte en diamantes un mechón de cabello o las cenizas de un muerto, a partir del carbono que se obtiene de ambos. Objetos para el recuerdo, dicen. El valor de tener colgado del pecho un deslumbrante diamante azul, verde o amarillo que, en realidad, contiene la esencia del polvo en el que nos convertimos o un mechón de cabello arrebatado, símbolo eterno del fetichismo amatorio.

A su manera, el presidente de la Junta ha descubierto lo mismo: Que las cenizas de la Guerra Civil se pueden convertir en diamantes políticos. Cecilio Gordillo, ese viejo zorro anarquista al que acaso acaben también acusando de reaccionario, ha calado de inmediato al personal y se ha debido encoger de hombros ante el extraño frenesí de subvenciones y monolitos en el que la Junta de Andalucía se va a gastar varios millones de euros. Y afirma con sorna Cecilio Gordillo que, es tan alto el número de jornadas y actividades divulgativas que quiere subvencionar la Junta, que los expertos en memoria histórica «van a tener difícil asistir a tantas citas». Jo.
El negocio de la memoria histórica, Cecilio, los diamantes que se extraen de las fosas comunes. El recurso antiguo de querer hacer política hoy con los fantasmas de hace setenta años. La mejor forma, en fin, que tiene un gobernante insulso, de proyecto inexistente, de eludir los problemas que a él le toca resolver y, de paso, dar a ganar unos cientos euros a los amigos. ¿Escrúpulos? Pues ya se ve. ¿Responsabilidad? Qué me está contando.

Claro que todo esto no pasaría de un despilfarro más si no fuera porque, cada día que pasa, se hace más irritante el desahogo con el que se afrontan estos despropósitos. Así, si un día fue un escándalo en Andalucía que los ayuntamientos tuviesen que construir los centros escolares o los ambulatorios que corresponde financiar a la Junta de Andalucía, ahora ya se trata de una realidad asimilada. Ahí está el Ayuntamiento de Sevilla, que se ha entrampado hasta las cejas con una macro crédito con el que, entre otras cosas, construirá centros de Salud. O sea, que si un alcalde quiere construir un monolito de la Guerra Civil o convocar unas jornadas sobre la memoria histórica, tiene el dinero garantizado. Pero si lo que le pide a la Junta es un tejado nuevo para un colegio, mejor que se vaya a los bancos o a las cajas. Que siempre le quedarán los planes urbanísticos para ir pagando trampas.

Esa es la paradoja, la fiel metáfora de las modernizaciones sucesivas que se anuncian aquí. Dispone de más dinero Baremboim para su taller de verano que la Joven Orquesta de Andalucía. Y Bernat Soria tiene más apoyo que los investigadores universitarios. Antes la memoria histórica que la cruda realidad. Cuarenta monolitos por inaugurar y cientos de conferencias para presidir. Qué festín.

3 Comments:

At 10 enero, 2006 10:14, Anonymous CATON said...

Habria que hacer un tribunal de la memoria historica de los 27 años de poder absoluto e ininterrumpido de estos señoritos. Una plataforma civica que hiciera algo asi como el tribunal Bertran Russell. Tal vez una tarea para los Andaluces por el cambio.
Por lo demas, creo que lo ha dicho Vd. casi todo: Una finaciacion oscura y caprichosa. Un distraer la atencion de los ciudadanos de los problemas del dia a dia. Un intentar crear una nebulosa de sentimientos de culpa a la poblacion y una poca verguenza.
Insisto ¿memoria historica ?. La de los 27 ultimos años en Andalucia. Un autentico y ejemplar juicio historico.

 
At 10 enero, 2006 12:02, Anonymous Luis F. Rull said...

El problema no es que le den más o menos dinero a Bernat Soria, la cuestión es que en Andalucía los criterios que se utilizan para la evaluación de los Proyectos de Investigación son, por llamarlos de forma prudente, bastante obscuros. No se entiende que se queden fuera de la selección de Proyectos de Excelencia en la convocatoria de la Junta de Andalucía, grupos que han mostrado una capacidad científica excepcional, medida con indices internacionalmente aceptados, y que sean preseleccionados Proyectos que a la vista de sus propuestas sólo se pueden entender esta aceptación por su "cercanía" al PSOE. En definitiva más de lo mismo: Al amigo plata, al enemigo plomo, y al indiferente, la legislación vigente.

 
At 12 enero, 2006 16:04, Anonymous Anónimo said...

He estado mirando el tema de la empresa de Sevilla que hace los diamantes del pelo de os difuntos y se llama Irisgem y solo hace del pelo. La empresa que hace de las cenizas de un difunto es una empresa Suiza que está en Barcelona y se llama Algordanza.

 

Publicar un comentario

<< Home