El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

25 enero 2006

Bucles



Bucles de una falsa melancolía, bucles de añoranza de un pasado que nunca existió. Bucles retorcidos para justificar cacerías políticas y camuflar vendettas. Bucles de episodios amañados para enaltecer clanes de poder. También la historia de la autonomía andaluza, como aquel bucle melancólico con el que Jon Juaristi desnudó al nacionalismo vasco, tiene capítulos distorsionados, manipulados. Baratijas que en la historia oficial se ofrecen como auténticas.

Acaba de advertirle el PSOE a los andalucistas del PA que no caigan de nuevo en el “error de aliarse con la derecha, como les ocurrió hace veinte años”. Pero, ¿es verdad, como sostiene el PSOE, que Rojas Marcos traicionó a Andalucía y se vendió a Adolfo Suárez, entonces presidente del Gobierno con UCD? ¿Qué pasó, en realidad? Es tan confusa la historia transmitida y fue tan grande la campaña, que quizá lo único que se ha quedado grabado en el subconsciente colectivo es aquella pintada repetida: “Rojas Marcos, traidor”. Ocurre, sin embargo, que no fue así. Al fundador del PA, y a la patética realidad de este partido, se le podrán achacar muchas cosas, desde luego, pero no la de haber conspirado contra la autonomía andaluza. Todo lo contrario. Sin el PA es muy probable que Andalucía no hubiera alcanzado, desde el primer momento, la autonomía de la que goza.

Que el modelo de Estado diseñado por la UCD y el PSOE, las dos grandes fuerzas políticas de la transición, sólo contemplaba dos autonomías con el máximo nivel de competencias (Cataluña y País Vasco) se comprueba con la mera lectura de la Constitución. Por eso se distingue entre nacionalidades y regiones. Por eso se establecen dos mecanismos para acceder a la autonomía, el artículo 151, destinado a las nacionalidades, y el 143, para las regiones. Por eso, en fin, se quiere volver de nuevo al modelo inicial de diferencias entre autonomías.

Ese doble rasero se dotó, después, de un mecanismo de seguridad que se creía inexpugnable: una Ley orgánica de modalidades de Referéndum, aprobada en el Congreso por el PSOE y la UCD, que hacía prácticamente imposible que ninguna otra autonomía aspirase a una autonomía de primer nivel.

Fue la ley que se aplicó en el referéndum andaluz del 28-F. Y el mecanismo de seguridad funcionó: La autonomía andaluza encalló en Almería. Sólo se desbloqueó nueve meses más tarde, cuando el grupo andalucista del Congreso logra que el Gobierno acepte que, “por motivos de interés nacional”, no se considere el resultado del referéndum en Almería. Lo hace a cambio de votar a favor de Adolfo Suárez en una moción de confianza, en septiembre de 1981, que el PSOE pretendía ganar. El PSOE, a pesar de que suscribió la iniciativa andalucista para desbloquear el referéndum, no le perdonó a Rojas Marcos su apoyo a Suárez.

“Rojas Marcos, traidor”. Entonces, fue una colosal campaña de propaganda. Hoy, veinticinco años después, la campaña, como una crisálida embustera, reaparece convertida en un capítulo de la autonomía andaluza. Bucle melancólico de una historia inventada.

13 Comments:

At 25 enero, 2006 13:44, Anonymous gorgias said...

¿Cuando dejaremos de admitir el engaño como parte fundamental de la inteligencia política? (frase atribuida a Rubalcaba cuando era miltante de JJSS)

 
At 25 enero, 2006 18:58, Anonymous Anónimo said...

El engaño y la mentira és consustancial a la política desde que existe. Lo importante es que los ciudadanos sepan discernir qué partidos y que personas lo engañan. Y salvo que consideremos que la sociedad es boba e inepta, en una democracia son la gente quien pone a cada uno en su sitio. Todos tienen su verdad y la gente decide a quien se cree. Nada mas Gorgias, porque lo que nos queda a partir de entonces a los democratas es aceptar la democracia. A Rojas Marcos lo conoce todo el mundo en Sevilla. Y despues ha votado la gente.

Atentamente,

Honorato.

 
At 25 enero, 2006 20:11, Blogger Laninaqueriegalaalbahaca said...

Eso no es así, Honorato,me niego a pensar que todos los políticos engañan o mienten, porque sería lo mismo que decir que la mentira y el engaño es consustancial al ser humano y no es verdad.
También había democracia y se votó democráticamente con Aznar y a algunos se les olvidó y tampoco se le respetó cuando lo llamaban asesino que sólo les faltó echarle la culpa del tsunami, y no por eso voy a pensar que todos los socialistas eran antidemocrático.

 
At 25 enero, 2006 20:57, Anonymous gorgias said...

¿Nuevamente debemos conformarnos con lo inevitable?. Malos tiempos para la utopía. la nueva izquierda ha renunciado a transformar el mundo: se limita a interpretarlo para adecuar su mensaje a los instintos. Smith fue el primer progresista, dejar hace dejar pasar.

 
At 25 enero, 2006 22:01, Anonymous Anónimo said...

"Laissez faire, laissez passer". Esa teoría de Adam Smith, referida a la economía, por cierto, las aplican lls liberales para defender que el Estado debe intervenir poco en la vida de los ciudadanos. Es un pensamiento, pues, de derecha con el que deberíais de estar de acuerdo más de uno y de una. Pero lo que si defiendo yo tambien de esa teoría qie citas es la confianza en la ciudadanía, que es lo que decia antes. En cuanto a la niña, creo que deberías repasar eso que dices de que el engaño no es consustancial al ser humano. ¿A qué o a quién se lo adjudicamos entonces? No tiene sentido lo que dices.

Atentamente,

Honorato.

 
At 25 enero, 2006 23:50, Blogger Laninaqueriegalaalbahaca said...

Que forma parte de las características esenciales de una cosa, esta es la definición de consustancial. Y yo te digo que el engaño y la mentira no es consustancial al ser humano por lo menos no en mi caso.

 
At 26 enero, 2006 11:24, Anonymous gorgias said...

Etiqueta, etiqueta, que algo queda. Si todos tienen su verdad concluiremos que nadie engaña a nadie, tan sólo cabe engañarse a uno mismo. Lo de smith era una ironía, y digo era, (donde menos te lo esperas salta la liebre desconidos comentaristas) y quien reparte diplomas, tarde o temprano, acaba retratándose aun cuando se niegue a mirar su cara en el espejo. Si sólo la verdad de cada uno puede exteriorizarse, aprendamos a mirarnos por dentro y quizá encontremos la raiz del engaño.

 
At 26 enero, 2006 12:37, Anonymous Anónimo said...

Curioso este blog donde los comentaristas, replican a otro comentarista, pero casi no escriben, reflexionan sobre lo que dice el articulista principal.
Asi, el partido queda en:
Caraballo. 2
Honorato: 5.

Desde luego el dia que Honorato, ponga un blog a 1 euro la entrada se hace rico.
Por cierto parece que hay dos Honoratos.

 
At 26 enero, 2006 13:24, Anonymous Anónimo said...

Ay, ja, ja, ja..... Que divertido se está poniendo esto. Pos no hay hasta quien me duplica y me propone negocios.... Se ve que este señor o señora no esta muy habituado a los blogs, porque resulta que la salsa del internet reside en la libertad para escribir lo qiue a cada cual le venga en gana. Con tolerancia, eso si, como solemos hacer e este blog. Pero que le quede claro, señor o señora, que nadie impone que se hable de un determinado asunto aunque normalmente los comentarios parten de lo que dice el autor del blog. En cualquier caso, como segun usted le voy ganando a Caraballo, lo mismo me lo planteo.

Atentamente,

Honorato.

 
At 26 enero, 2006 13:28, Anonymous Anónimo said...

Viva el Partido Andalucista! PSOE, usurpadores de la historia. El primero en quedarse con el patrimonio que se ganó a pulso el pueblo andaluz es Chaves, al que nadie verá nunca en ninguna foto de ninguna manifestacion por la autonomia andaluza. Y lleva ya quince años de presidente. Esa es la vergüenza del pueblo andaluz, que no distingue. Eso no le pasa a los catalanes ni a los vascos. Asi nos va a nosotros. Viva Rojas Marcos!

 
At 26 enero, 2006 17:30, Anonymous gorgias said...

Honorato, estoy de acuerdo contigo, un blog no es un ejercicio de comentario de texto.

 
At 28 enero, 2006 22:50, Anonymous Anónimo said...

Es verdad q en Sevilla todo el mundo conoce a Rojas Marcos y es verdad que el Partido Andalucista que en Sevilla tuvo la alcaldía durante 2 mandatos y estuvo en el gobierno durante otros 2 cometió muchos errores, propios de quienes no son profesionales de la política.

El principal, darle la alcaldía al actual alcalde Sánchez Monteseirin, que como se demostró en su momento permitió el gasto en facturas falsas de 100 millones de pesetas dos meses antes de las elecciones en el Distrito Macarena, allí logró los pocos votos que lo separan del PP y por lo tanto de la oposición.

Eso es lo que pasa cuando se juega a ser dioses con la democracia, que la democracia se resiente. Hoy Sevilla no la gobierna el Partido Andalucista, y el Partido Andalucista no lo gobierna Rojas Marcos. Hoy Sevilla la gobierna un señor que en su momento avaló la utilización de dinero público para ciertas cosas que no son muy democráticas.

 
At 02 febrero, 2006 19:45, Anonymous Anónimo said...

Yo creo que lo que intentó y consiguió Rojas Marcos era tan difícil que había que explicarlo fácilmente y este señor nunca ha sabido comunicar las cosas. En cambio Guerra era un experto en las maledicencias y consiguió establecer un régimen para el PSOE en Andalucía.
Otras historias apartes son las andanzas de Rojas Marcos como miembro del Gobierno del Ayuntamiento más especulador de la historia de Sevilla con la anuencia de la "inmaculada" y nefasta Soledad Becerril. Por cierto, Rojas Marcos ya tiene tres casas en la calle Castelar. Tres y las tres juntitas.

 

Publicar un comentario

<< Home