El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

04 julio 2009

El inútil 2009


La faceta inexplorada de la declaración de la renta es la de la rebeldía social. La adecuada organización de una democracia, vamos a ver, tiene que incluir, junto a los derechos y libertades constitucionales, un contrapeso de obligaciones de los ciudadanos. Es esencial que esa balanza funcione bien, que ese equilibrio se establezca, para que la ciudadanía no sea entendida como algo pasivo sino como un agente activo. Una ciudadanía fuerte en democracia es quizá el ideal que añoramos siempre porque querrá decir, por un lado, que si los ciudadanos son conscientes de sus derechos serán críticos y exigentes con sus gobiernos y, en segundo lugar, que si son conscientes de sus obligaciones, son ciudadanos cultos, responsables y comprometidos con el progreso de su país.

En eso, como decía antes, la declaración de la renta tiene una faceta inexplorada que convendría desarrollar. Cuando, como acabamos de hacer, desembolsamos cada año de nuestro bolsillo miles y miles de euros para la hacienda pública estamos contribuyendo a la mejora del Estado. Las carreteras, los ferrocarriles, los hospitales, las universidades y los colegios, los centros de asistencia social y hasta las cárceles o las comisarías podrán mejorar, modernizarse, gracias al esfuerzo de cada uno de nosotros en la declaración de la renta. De forma paralela, claro, cada uno de nosotros ve satisfechos sus derechos gracias a la mejora de la sanidad, de la educación, de las infraestructuras… Lo cual, que en el sablazo de Hacienda se citan los dos extremos de la ciudadanía, la obligación de pagar y derecho a recibir en el futuro mejores prestaciones. Y es de ahí, precisamente, de donde surge la idea de utilizar la declaración de la renta como espita de la rebeldía social. ¿Qué pasa cuando se tiene la certeza de que el dinero que sale de mi bolsillo no va a parar a ninguna mejora, ninguna modernización, ningún derecho, sino que se pierde en el mantenimiento de un idiota, un aprovechado? Como la burocracia política en España es tan prolija, incluso podría establecerse una especie de un apadrinamiento cruel, una relación virtual, un vínculo visible entre el contribuyente y el inútil público. Ponerle cara, nombre y apellidos. ‘Este es el inútil público al que mantengo cada año...’ Y en este plan. Tendrían que poner una casilla, como la de la Iglesia, o sea. Todo iría mejor tras ese desahogo social.

En mi caso, hace años que vengo haciendo este ejercicio cada vez que termina la campaña de la renta. Elijo un inútil público y le dedico un artículo, lo señalo con el dedo, e imagino que su despilfarro sale de mi bolsillo. Este año, está muy claro: Nadie más inútil que el consejero de Empleo, que se llama Antonio Fernández. En casi treinta años de autonomía, ha habido consejeros absurdos, torpes, ignorantes y desahogados. Lo curioso de Fernández es que lo reúne casi todo, y además es de los más veteranos de la Junta. Cada mes, cuando se publican las cifras de paro, es obligado esperar a su dictamen porque siempre se supera en el disparate. Lo de ayer, por ejemplo, sublime. Todos los analistas han revisado a la baja sus previsiones para Andalucía porque, según afirman, la caída este año será mayor y el paro acabará en el 30 por ciento, un millón de parados. Pues bien, ayer se anunció que el paro andaluz ha bajado en junio en mil personas y el tipo lo celebró como «un éxito histórico». Jo. Histórico, sí, como todo lo suyo.

Etiquetas: , , ,

7 Comments:

At 05 julio, 2009 21:01, Blogger Panduro said...

Pues iban a tener que ampliar el plazo de declaración. O que Hacienda enviara, junto con el borrador, un listado de candidatos a inútil del año.

 
At 06 julio, 2009 10:09, Blogger Barros said...

Los bienes públicos se hacen con tu dinero y con el mío y también del mismo bolsillo de los que pagamos se le devuelve a muchos contribuyentes, es mas a muchos incluso que no se como se las arreglan para que siempre les salga a devolver y los demás vemos que viven 20 veces mejor que nosotros, claro hacen trampas y esos son los profesionales liberales en su mayoría y los empresarios, así como algún que otro raro heredero, vividor, broker de inversiones o de aceites o de finanzas en general, porque lo que está claro que todo aqúel que tiene su nómina, su casa y sus hijos, esi si es el que paga y mantiene todo lo demás.
Pero además de tod eso eso , si que me parace a certado eso de que además pagamos inútiles y puede ser una buena terapia elegir a un inútil y darlo por mantenido, ...hummmn estoy pensando y pensando y me faltarían años para poder cotizár mas y pagar mas inútiles, tengo 45 y eso suponiendo que viviera hasta los 100....pensaré en los que ya habrí nombrado en años anteriores y en el de este año ¡¡¡ que de candidatos y candidatas !!!

 
At 07 julio, 2009 08:08, Blogger Manuel said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 07 julio, 2009 08:13, Blogger Manuel said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 07 julio, 2009 10:34, Blogger Javier Caraballo said...

El gran Ignacio Camacho, amigo y referencia, se ha sumado a la idea de apadrinar simbólicamente a un inútil público tras el sablazo de Hacienda. Al final, a ver si logramos la ansiada casilla en la declaración de IRPF. Esta es la aportación de Camacho:
http://www.abc.es/blogs/ignacio-camacho/

 
At 07 julio, 2009 11:28, Blogger Lopera in the nest said...

Me pido "ahijar" al diputado que ayer por la tarde te acusó de rencoroso en Onda Cero. Por ignorante!.

 
At 07 julio, 2009 21:52, Blogger canalsu said...

¡Qué manos más grandes tiene!

 

Publicar un comentario

<< Home