El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

08 agosto 2008

La trama


Con la condena se ha bajado el telón, pero sólo se trata del primer acto. Lo que acabamos de ver con la primera sentencia condenatoria de Roca es sólo la presentación de la obra; vendrán ahora con los próximos juicios, estructurados como en una tragedia griega, el nudo y el desenlace de la trama de corrupción marbellí.

Cuando el caso Urquía, del que ahora conocemos la sentencia, comenzó la instrucción, las filtraciones de prensa se desataron en Marbella de la forma que siempre corren por allí las noticias de las comisiones, los sobornos y los pelotazos, como ratas por las aceras. Y decían entonces que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía tenía preparado el archivo de todas las actuaciones por la inconsistencia de las pruebas contra el juez prevaricador. «Todo se derrumbará, porque todo se ha basado en escuchas telefónicas. Se quebrará».

Si tiene algún interés recordar ahora aquel rumor interesado no es por el intento fallido de presionar el procedimiento, que aquello era tan burdo que no podía funcionar. No, es interesante porque, tras lo ocurrido en el juicio, las cartas han cambiado. Las escuchas telefónicas de la corrupción marbellí, que son, en efecto, sobre las que se sustenta la mayoría de la investigación y sobre la que se han respaldado las imputaciones a decenas de procesados, han pasado a un segundo plano a raíz de este juicio. A partir de ahora, lo que cuenta son las anotaciones contables de Roca. Quien esté apuntado en ese cuaderno, o sea, que vaya cogiendo una muda para la cárcel. Que lo esencial del juicio del juez Urquía no es la sordidez de ese mundo de discotecas, sobornos y apaños; lo primordial es que a partir de ahora esRoca quien lleva la iniciativa. Y lo tiene apuntado en un puñado de folios.

Si, como dice el sumario del juez Torres, Roca era ‘el cerebro’ de la corrupción marbellí, su comportamiento se ha dejado llevar por los cánones de los contables de la mafia italiana que retrataba Coppola en las pantallas de cine. Su carta marcada, lo que nadie sabía, es que anotaba, una a una, todas las cantidades de dinero que iba entregando. Todos los sobornados, todos los comisionistas, todos los que han mojado en aquella salsa están en esos folios, su contabilidad, que ha reconocido como tal en el juicio del juez Urquía. Por eso las escuchas telefónicas han pasado a un segundo plano tras este juicio, porque ahora es Roca la principal fuente de confirmación de la corrupción marbellí. Y los archivos de su empresa Maras, el pilar fundamental sobre el que se construirán las acusaciones. Ha ocurrido con Urquía y volverá a pasar. Lo que nadie sabe es si en esas hojas está anotado algún nombre que todavía no está en el sumario.

En el primer acto, justo antes de bajarse el telón, fue cuando Juan Antonio Roca sobrecogió a los espectadores. Se volvió hacia el público y sin dejar la sonrisa, elevó el dedo índice: «A partir de ahora, en todos los juicios, diré la verdad, con todas sus consecuencias». Aristóteles definía trama como el principio fundamental de la tragedia. No se despeguen de la butaca.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

At 08 agosto, 2008 16:41, Blogger josevillano77 said...

¿Se desenmascarará alguna vez al Sr.Z de la corrupción marbellí?

 
At 10 agosto, 2008 19:22, Blogger ANAROSKI said...

Buenas tardes:

Había oído hablar mucho de tí, por un amigo en común Pepe Contreras, es un placer para mi visitar tu blog, vendré más a menudo.

Un saludo desde Cádiz.

Ana.

 
At 11 agosto, 2008 00:35, Blogger Iñigo said...

Va ha estar interesante el tema, ha y expectativas de ello pero no trascendera politicamente hablando.

 
At 22 agosto, 2008 02:36, Blogger Isis said...

Seguiré atenta a las imágenes y a la narración de la trama o tragedia Malaya.

Saludos.

PD: Sofía, o amante de la sabiduría, al revés significa Aifos.

 

Publicar un comentario

<< Home