El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

09 junio 2008

Solitaria


Hace unos días, el Gobierno andaluz anuló, de la misma forma que lo había creado unos meses antes, el comisionado especial de urbanismo para la Costa del Sol. Todo ha sido en un abrir y cerrar de ojos, el breve espacio de tiempo que ha durado la aventura política de un amigo de Chaves, un abogado malagueño que, cansado de esperar despachos mayores, se ha vuelto a su bufete. Lo importante, sin embargo, no es su aventura política sino la claridad con la que ha quedado demostrado el desahogo y el cinismo con el que se construye la burocracia política.

Los altos cargos se multiplican no en función de las necesidades, sino de acuerdo a los compromisos políticos adquiridos. ¿Por qué tiene el Gobierno andaluz dos vicepresidentes? ¿Y por qué hay quince consejerías? El organigrama comienza dando satisfacción a los equilibrios políticos, luego a las balanzas paritarias, más tarde se responde a las exigencias provinciales y, finalmente, se atienden los compromisos y las lealtades personales. Pero si todo es prescindible, si nada se realiza de acuerdo a las necesidades reales de aquellos a quien se gobierna, por qué hay que seguir financiando esa carísima bagatela, esa birria mediocre.

Por qué hemos de seguir soportando, manteniendo, ministerios sin competencias, ni funcionarios, ni nada que no sea engordar el presupuesto con tipos como Bernat Soria, que desde que llegaron a la política se han doctorado como expertos vendedores de espuma. Que alguien ofrezca una razón por la que no se pueden suprimir la mitad de los ministerios. ¿Cómo es posible que siga engordando la burocracia del Gobierno de la nación después del doble traspaso de competencias hacia las autonomías y hacia Europa?

Las diputaciones provinciales, cualquiera que las visite acabará deseoso de echarse al monte de la abstención. Ahí los enchufados se pueden contar por manojitos, como los boquerones. Cualquiera puede conocer a alguien que vive de una Diputación, con sueldos que nunca bajan de los tres mil euros mensuales, y el cargo asegurado por los equilibrios políticos, que en esa salsa todo el mundo moja. Y antes, ese mismo tipo estuvo en el Ayuntamiento de su ciudad, hasta que cambió el gobierno y lo enviaron a la Diputación. ¿Alguien me quiere explicar por qué tenemos que seguir soportando que las diputaciones dilapiden anualmente cientos de millones de euros? ¿Y por qué regla de tres todo aquel político que llega a una caja de ahorros tiene que forrarse con las dietas, los créditos a bajo interés, los consejos remunerados y los gastos a fondo perdido?

Esta semana, la crisis económica se echará a la calle. Barricadas de fuego en las carreteras contra la subida del gasóleo. Huelga de estanterías en los supermercados y de depósitos vacíos en las gasolineras. La protesta social y laboral se dispara siempre hacia abajo, como un tiro en el pie. Y bastaría con que se pudiera canalizar ese estado de cabreo hacia la losa que hace imposible un Estado ágil y eficiente. Esa solitaria que está en las tripas. Y que hoy, con la tiesura de los tiempos, parece que revienta dentro.

Etiquetas: , ,

8 Comments:

At 09 junio, 2008 20:18, Blogger Lopera in the nest said...

Javier dices:

Y bastaría con que se pudiera canalizar ese estado de cabreo hacia la losa que hace imposible un Estado ágil y eficiente.

Pero, ¿quién canaliza?.

 
At 09 junio, 2008 20:27, Blogger josevillano77 said...

Yo creo que España se merece esta crisis....

 
At 09 junio, 2008 21:09, Blogger eres_mi_cruz said...

...es posible...

En junio de 2004 la revista National Geographic publicaba un magnífico reportaje que titulaba en portada "el fin del petróleo barato"...
donde se disecciona una realidad primada por los intereses de las compañías...
donde se ponen en evidencia las contradicciones del estilo de vida que lleva a un sujeto a comprarse un todoterreno Hummer que consume 30 litros cada 100 km... contando con que en EEUU el combustible lleva cinco veces menos impuestos que aquí...
fuck you and your Hummer!...

pero claro... en este país hablar de todas estas cosas... como apagar las luces al salir de una habitación... es una giliprogrez...
lo mismo que protestar porque una familia de mugrientos gitanos rumanos se caga en la escalera de tu bloque y monta una hoguera en la azotea es una actitud xenófoba...
nos eliminarán en la eurocopa pero éso es porque jugamos contra unos tíos que hablan muy raro...
que si no...

Soy valuable member of the NG Society since 1987
(anda que no)...
porque para leer la magnífica prensa cutre de este país...
(donde, por ejemplo, se aprovecha una huelga de un sindicato de transportistas para meterle de tacón al ministro de sanidad)...
es mejor tener una base científica seria para contrastar y no convertirse en un potencial loco incendiario...
2004... 2004...

 
At 10 junio, 2008 01:23, Blogger Pasión said...

¿Cuántos errores hacen falta para que los políticos/as dimitan?.

A los ciudadanos nos están haciendo daño.

Es la pura arrogancia de Zp y sus seguidores/as.

España es conocida mundialmente porque sus políticos/as nunca dimiten.

El fiscal general del Estado sobra, qué se vaya a comer Langostas. Los políticos/as que no asuman sus responsibilidades que DIMITAN, por favor.

Pero lo peor en Andalucía es que aquí no dimite nadie, sus jefes: Zp, Chaves, con "S" de Sevilla, que exhiben una arrogancia más propia de una dictadura que de una democracia, parecen decididos en sus cargos ha confirmar y por mayoría: militantes/as y a sus MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

 
At 10 junio, 2008 03:08, Blogger Ministro Iñigo said...

Dimitir uff, habria que llebar perceveiros

 
At 10 junio, 2008 07:41, Blogger Panduro said...

Es en tiempos de crisis cuando mejor se nota la molicie e inutilidad de todo esta superestructura burocrática, incapaces de la menor iniciativa.

Pero por otra parte, a la vista del percal, casi me da miedo que intenten hacer algo.

Acertada imagen lo de la solitaria que se nos revienta dentro.

 
At 10 junio, 2008 07:47, Blogger Panduro said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 10 junio, 2008 20:03, Blogger Comedias said...

Ante todo gracias por poner en letra impresa esa fustración que tantos llevamos dentro. Y por hacerlo tan bien.
Pero nos desahogamos en los blogs y todo sigue igual. Y por mas vueltas que le doy no veo una sola posibilidad de acabar con esta clase política parasitaria que no es sino una plaga de lerdos, burdos y ambiciosos que no para de crecer. Y que acabará conduciendo este país a una ruina democrática, social y económica equiparable a lo que ocurrió en Argentina a mitad del siglo XX o lo que está ocurriendo en el sur de Italia.
¡La solitaria que nos revienta por dentro!

 

Publicar un comentario

<< Home