El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

06 junio 2008

Respeto

El Gobierno andaluz y su agresiva clac están desarrollando, en su deriva hegemónica, un peligroso concepto de legalidad invertida. Dice así este último silogismo disparatado: ‘Cuando una sentencia no es acorde a las directrices políticas de una ley, significa que la Justicia no está respetando el ámbito de decisión del Gobierno que ha sido elegido por la voluntad mayoritaria de los ciudadanos’.

La ofensiva ha surgido con fuerza con motivo de la sucesión de sentencias contrarias a la legislación educativa andaluza; contra la obligatoriedad de la Educación para la Ciudadanía; contra el rechazo de alumnos en colegios concertados en función de la ratio de alumnos establecida para cada clase; y, finalmente, contra la orden de la Consejería para que la planificación de los exámenes dejara de ser potestad exclusiva de los profesores y decidieran, con el mismo voto, los alumnos, los padres y los maestros.

Es en ese momento cuando varios miembros del Gobierno andaluz y de su clac han expuesto el siguiente razonamiento: «Exigimos al TSJA respeto a la Consejería de Educación y respeto a Ley de Educación». O sea, que son los jueces los que no respetan la ley cuando la sentencia es contraria a la directriz política. O sea, que, por encima de la legislación autonómica, no parece existir ninguna legislación superior, ni siquiera derechos fundamentales. Y el hecho de que un tribunal anule una ley andaluza invocando principios constitucionales, hasta se llega a interpretar como una intromisión ilegítima en la tarea del Tribunal Constitucional.

Ocurre, sin embargo, que las sentencias en contra de las políticas de los gobiernos son frecuentes en todo el mundo democrático. Fíjense ayer mismo, el Tribunal Superior de Cataluña volvió a condenar a la Generalitat por no respetar el derecho de los padres a elegir la lengua en la que se eduquen sus hijos y muchos kilómetros más allá, el Constitucional turco anuló una decisión del Parlamento que enmendó dos artículos de la Constitución para permitir que las estudiantes con velo puedan asistir a la universidad. Ese segundo caso, por ejemplo, es digno de reflexión, porque la Constitución emana del Parlamento y ahora, cuando el Parlamento quiere enmendarla, el Tribunal Constitucional se lo prohíbe.

Por mucho menos, aquí se han lanzado en torbellino, como suelen, atizando a los jueces, zumbando la curtida badana judicial con ritmo acompasado. Y mientras una consejera les exigía «respeto a la Ley», los asesores áulicos, más agresivos, los llamaban delincuentes, prevaricadores, corruptos y sinvergüenzas. Literal. Que esas sentencias contra la Junta son casos claros de «corrupción institucional». Esa es la deriva, los peligrosos delirios hegemónicos de este personal, sus intentos de someterlo todo, subordinados antes que jueces, que empresarios, que periodistas, que empresarios, que profesores, que ciudadanos…

Etiquetas: , ,

3 Comments:

At 07 junio, 2008 02:08, Blogger Pasión said...

El andaluz es un régimen que se basa en la hipertrofia del poder político, el clientelismo, el intervencionismo del gobierno andaluz en todos los ámbitos.

La angustiosa debilidadad de la sociedad civil.

La ausencia de controles suficientes para contrapesar el poder del Estado, el control del pensamiento a través de los medios y de la propaganda, y la fortaleza desproporcionada del partido gobernante, rasgos todos ellos condicionantes de la vida política, económica, social y cultural.

Andalucía: es penosa y triste, gracias a los socialistos/as y nazionalistas.

 
At 07 junio, 2008 03:23, Blogger Ministro Iñigo said...

Desolador. No se habran enterado estos de lo de los 3 poderes.

 
At 07 junio, 2008 15:32, Anonymous Anónimo said...

De acuerdo con vosotros en que existe un progresivo y alarmante recorte de derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos por parte de la Administración; gracias a Dios existe algún juez que tutela nuestros derechos aún cuando el que nos los anula es la misma Administración.



Os informo de que la Asociación Pro-Derechos Fundamentales Integridad, de la que soy presidenta, ha interpuesto en el día de ayer, día 6 de junio, ante el Juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña, denuncia por vulneración de los derechos fundamentales a la intimidad, libertad y seguridad por parte de la Administración.

En la denuncia se solicita, la suspensión de: DNI electrónico, Pasaporte con RFID, lectura de matrículas; la suspensión de cámaras de vigilancia en sitios públicos, la suspensión de cámaras en carretera, y la suspensión inmediata de la vacuna VPH en España; se solicita como prueba un informe sobre el actual diseño de la ganadería y agricultura, y pesca, incluyendo el cultivo de transgénicos, y uso de tóxicos, así como el transporte de alimentos, ante lo que se considera un intolerable intento por parte de la Administración de centralizar en sus manos todo lo referente al sector alimentario, con medidas totalmente interesadas y antinaturales, con total sometimiento a poderes supranacionales, como sería la dotación de dotaciones millonarias para el cultivo de transgénicos y la obtencion de biocombustibles a partir de los cereales, creando una excesiva dependencia de la Administración y un riesgo vital totalmente inasumible, además de los riesgos para la salud y el medio ambiente de este tipo de medidas experimentales, y la condena a la muerte segura de las poblaciones más desfavorecidas.

Os recomiento leer el texto de la denuncia que no tiene desperdicio en:

http://proderechosfundamentales.blogspot.com

 

Publicar un comentario

<< Home