El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

04 julio 2007

Extravíos


Somos nuestros problemas. Un problema es nuestro espejo más fiel, un retrato preciso de la realidad desnuda, sin maquillajes ni sedas. Un problema a secas, sin posibilidades de revestirlo. Los problemas, como el negativo de una foto. Dime de qué careces, y te diré quién eres.
Lo podemos ver en cada uno de nosotros, pero también en la sociedad. Y en la política. Nosotros, por ejemplo, que somos clase media, vivimos con la pretensión de ser originales hasta que, de repente, asistimos desolados a esta realidad de iguales. Y nos aterra comprobar que los problemas que creemos exclusivos se han masificado. Somos iguales porque nos retratan las necesidades. La hipoteca, el vecino de arriba, el desamor, el carro del supermercado.

Éste es un buen baremo también para la política. Antes que atender a la retahíla de logros que expresan los dirigentes políticos, atendamos a las carencias. Atendamos a los problemas porque en la naturaleza de los problemas está la realidad de las cosas. Hace unos días, por ejemplo, se conoció en Sevilla una resolución del Consejo General del Poder Judicial en la que se advertía a la Junta de Andalucía que no podían seguir produciéndose «extravíos periódicos de sumarios judiciales, como viene ocurriendo en los últimos años».

¿Cómo? ¿Que se pierden los sumarios? La confianza del ciudadano en una democracia civilizada reside en que da por sentado algunos logros básicos; que los juzgados custodian con rigor los sumarios judiciales, que los hospitales curan a los enfermos, que las escuelas educan a los alumnos... No es posible pensar en una Justicia en la que se pierdan las pruebas y se extravíen los sumarios.

No es posible porque, si la Justicia irradia inseguridad, todo se tambalea. Y lo de menos será ya que, como acaba de ocurrir en Málaga, varios abogados hayan recibido unas copias en dvd que, en vez de contener la grabación del juicio, como esperaban, contenían películas porno. «Me quedé perpleja –dice una abogada–. Puse el dvd en el despacho y en vez de salir el juicio verbal para el que me habían dado la venia, aparecieron dos personas efectuando una felación». En vez de la vista oral, sexo oral. Que no es lo mismo.

Dicen los secretarios judiciales que tanto extravío, tanta confusión, se debe al sistema que emplea la Junta de Andalucía para los envíos de documentos. Que se ha privatizado, porque será más barato, y deben ser funcionarios de la propia administración los que se encarguen de los traslados de sumarios y papeles.

Atendamos a los problemas. Es mejor que preguntarle a la consejera. «Cuando comparto mis inquietudes, preocupaciones, y mi sueño de futuro de lo que sería la Administración de Justicia en Andalucía, me doy cuenta de que estoy bastante cerca de mi sueño. No es una utopía, sino al contrario, estoy caminando en la dirección adecuada». Ya ven, también a ella se le ha extraviado la realidad.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

At 04 julio, 2007 12:47, Blogger Testificando said...

Me parece muy fuerte que se haga esto en la Administración de Justicia, poara qué quiere Andalucía tantas competencias sí al fianl no sabe ejercerla. ¿Qué confianza se le da al ciudadano y sobretodo al profesional?. Lamentable, pero es una realidad a la que le da la espalda la consejera de justicia.

 
At 04 julio, 2007 13:34, Anonymous La abogada combativa said...

Siendo competencia de la Junta de Andalucía, no solo se perdieron sino que hubo un robo en los Juzgados de Marbella y recuerdo que en Torremolinos. Como se suicidó un funcionario ahí se quedó todo. Nadie ha depurado responsabilidades ni a la Administración autonómica, ni a los Secretarios Judiciales ni al Gobierno de los jueces. Os puedo certificar que ese robo no era un papelito, se necesitaba un camión y varias personas.

Los letrados tenemos derecho a una copia del dvd en el que se graban los juicios pues tenemos que facilitarlo nosotros pues la Junta no facilita suficientes soportes.

Otro responsable es el Colegio de abogados que nada dice y calla, salvo cuando se trata de defender el secreto profesional en esos casos en los que somos imputados los abogados por blanqueo de capitales.

Pero Chaves ofrece arte, gastronomía y siesta. Una siesta permanente es la que vivimos los andaluces que no optamos por el cambio. Y, es que la oposición que tenemos es lamentable.

Dice el himno de Andalucía, algo así como "despertaos" de la siesta, debe ser.

 
At 04 julio, 2007 18:54, Anonymous Anónimo said...

Estimado Javier: me encantaría que muchísmos andaluces pudieran hoy leer tu matacán, en especial, las declaraciones de la consejera que entrecomillas. No tienen sentido las cojas por donde las cojas, me refiero a lo lógico, a lo lingüístico, a lo conceptual.Incluso al estilo tan cursi de su expresión. Ese estilo, que es también muestra de una "filosofía", es muy propio de esta generación de socialistas. Zapatero podría decir lo mismo y de la misma forma. Es decir, una estupidez detrás de otra. Y a la realidad que le den por saco. Pijos, cursis, autocomplacientes y catetos. Gente muy poco recomendable...y peligrosa por irresponsable.

 
At 04 julio, 2007 21:09, Anonymous Panduro said...

«Cuando comparto mis inquietudes, preocupaciones, y mi sueño de futuro de lo que sería la Administración de Justicia en Andalucía, me doy cuenta de que estoy bastante cerca de mi sueño. No es una utopía, sino al contrario, estoy caminando en la dirección adecuada»

No hija mía, no es que estés cerca de tu sueño: es que estás dormida.

Anónimo: Pijos, cursis, autocomplacientes y catetos. Clavao.

 

Publicar un comentario

<< Home