El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

11 marzo 2007

Influjos


Entre los grandes misterios de la Humanidad, sólo el influjo de la luna atraviesa los tiempos y llega hasta nuestros días con el mismo halo de magia imperturbable. Será porque nos mira, será porque la luna se sabe observada. El caso es que en los principios básicos de la astrología se le concede una influencia fundamental sobre nuestras vidas, sobre nuestros sentimientos, sobre nuestros miedos. El amor y la emoción movidos por los hilos blancos de un destello de luna.

Ahora que todos los campus universitarios de Andalucía se preparan para recibir las ‘improvisadas’ Fiestas de Primavera, vulgo macrobotellones, mejor será que pensar en la responsabilidad exclusiva de la luna que plantearse cualquier otro razonamiento. La Luna es la única responsable. Sí, mejor culpar a su influjo ingobernable que asistir un año más a este sainete de excusas y disculpas políticas.

El primer macrobotellón estudiantil ya se ha convocado es el de Granada, la cita alcohólica más famosa de todas. En Inglaterra, después de la experiencia de años anteriores, ya debe haber decenas de jóvenes con reserva de vuelos baratos para asistir el fin de semana del 23 de marzo a lo que en todo el Reino Unido sería impensable, una borrachera colectiva de miles de jóvenes.

Contempladas desde allí, donde el consumo de alcohol en algún lugar público es impensable a partir de las once o las doce de la noche, o vistas desde cualquier otro país de Europa, es difícil imaginar el impacto que tendrán las imágenes de las explanadas repletas de adolescentes, ciegos de litronas y cubatas. Un tetrabric de vino peleón y una camiseta negra, como en la foto de ayer: «Cambio un polvo por una copa».

En este tiempo perdido, desde que el macrobotellón se ha extendido por todo el país, se han realizado estadísticas que sitúan a los jóvenes españoles entre los que se inician en el consumo abundante de alcohol a más temprana edad (a partir de los catorce) y, por descontado, entre los que más cantidad de alcohol consumen de la Unión Europea. También se han conocido estudios científicos sobre la grave influencia del alcohol en el cerebro de los adolescentes.

Ante el problema, la respuesta más sonada fue aquella Ley antibotellón de la Junta de Andalucía, que, como se habrá podido comprobar, deja intacto el hábito; en todo caso se limita a regular la ubicación del botellón. Por eso, ahora, en las fiestas de primavera, como ocurre en Granada, el problema será dónde, nunca por qué.

Entre los grandes misterios de la Humanidad, sólo el influjo de la luna permanece. Será porque nos desorienta. Ya lo decía aquel viejo proverbio oriental: «Cuando el sabio señala la luna, el necio mira el dedo». Pues eso.

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 12 marzo, 2007 01:32, Blogger Albiac said...

Desde luego menudo honor, no tiene cosas Granada para tener que popularizarse gracias a la alcoholización masiva...

De cualquier modo, en todos sitios cuecen habas, desde septiembre vivo en Inglaterra y es impresionante que esta gente sale t-o-d-o-s los días de la semana, con las copitas de risa que se toman es más que explicable los cebollones que se cogen durante el verano en España.

Preciosa la presencia de la luna que incluyes, esperemos que nos explique algo del presente y futuro, experiencia tiene.

 
At 13 marzo, 2007 23:05, Anonymous humbert said...

Lo que de verdad hay que investigar es qué relaciones hay entre la industria de bebidas y los directores y responsables de medios de comunicación... incluido Vd Sr. Caraballo... Porque vamos, no es normal que un acontecimiento que no conoce nadie hasta que Vds. lo publican (pero NADIE, NADIE... soy joven y ni uno teníamos ni idea de un nuevo botellón hasta que lo leimos en el periodico) tenga más publicidad gratuita que cualquier otro. Estoy absolutamente seguro de que los supuestos correos electrónicos convocando botellón los mandan Vds. ¿Les paga la industria alcóhólica para convocar concentraciones de miles de jóvenes? porque, vamos, la publicidad gratuita que les dan... Es increible como Vds mismos crean una realidad. Si no informasen de ello todo quedaría en una concentración más de botellón de fin de semana. Como Vds. tienen acciones en la industria, les dan cancha. Resultado: gracias a Vds, se volverá a batir el record de asistentes. Demagogos...

 

Publicar un comentario

<< Home