El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

24 enero 2007

Volcán


Las democracias suelen tener un inexplicable complejo de inferioridad cuando se enfrentan al orden público. Sobre todo la española. Será porque existe un pesado lastre sociológico que relaciona el orden con la dictadura o será porque nunca se ha resuelto la sencilla ecuación que diferencia la libertad del libertinaje, pero el caso es que aquí y en todos los países de nuestro entorno vemos continuos ejemplos de cómo los Estados más sólidos se tambalean por conflictos sociales que no se han sabido prevenir y atajar. La norma establecida es que, por los prejuicios anteriores, la realidad se disfraza, se oculta, y lo que sucede a continuación es que los problemas estallan de golpe. Como un volcán, escupen fuego de ira contenida, de frustraciones desatencidas.

En Francia, cuando aquellos disturbios que hicieron arder París, le preguntaron al presidente Zapatero si podrían darse unos hechos iguales en España y lo negó con rotundidad. Según dijo, era imposible una oleada así de violencia por la profesionalidad de las fuerzas de seguridad españolas, lo cual no dejaba nada bien a los polis franceses, pero, bueno, así es el presidente. Después repitió su fórmula mágica: «Tolerancia cero a la violencia y medidas sociales, todas. Cualquier tipo de violencia sólo engendra efectos negativos».

Un año después de aquellos incidentes en Francia, es verdad que en España no se ha producido ningún conflicto como aquel, pero cada vez parece más cercano. Junto a los incidentes de Alcorcón, en Andalucía pasan inadvertido conflictos permanentes en Huelva, Málaga y, sobre todo, en Almería que tienen siempre como protagonistas a bandas de delincuentes extranjeros. (El término inmigrante habría que reservarlo sólo para los extranjeros que vienen aquí a trabajar, a convivir).

Miremos sólo a lo ocurrido ayer en Almería. Dos tipos pasaron a disposición judicial por intentar atropellar a los que se manifestaban contra la apertura en su barrio de una Oficina de Extranjería y otros siete fueron detenidos por la pelea multitudinaria, en la que treinta ecuatorianos se repartieron puñetazos y navajazos.

Como ocurre en Alcorcón, los respectivos responsables policiales dirán que se trata de hechos puntuales, que ya están controlados y que, por supuesto, habrá «tolerancia cero» contra la violencia y contra cualquier brote de racismo. Ocurre, sin embargo, que la percepción de la sociedad es muy distinta, y donde se habla de hechos aislados, se percibe que se trata de conflictos largamente incubados; donde se afirma que todo está bajo control, se percibe el desconocimiento absoluto de lo que se oculta en barrios y suburbios en los que la Policía no puede ni entrar. Y no es racismo, no. Es un problema de seguridad ciudadana, primero, y, después, de una política equivocada que justifica los guetos y la exclusión con la excusa del multiculturalismo.

Miren alrededor. ¿Se ve el volcán?

10 Comments:

At 24 enero, 2007 12:46, Anonymous Joselito said...

Como siempre, Caraballo... demagogia, demagogia y demagogia... No dejemos que la verdad me arruine mi comentario. Comparar los sucesos de Francia con los de Alcorcón es completamente erróneo y tu lo sabes, porque para eso eres un tío inteligente. Es un tema de dirección. De arriba a abajo o de abajo hacia arriba. Los sucesos de Francia fueron protagonizados por jóvenes inmigrantes o nacionales hijos de inmigrantes que protestaban por ser ciudadanos de segunda categoría, sin posibilidades de futuro, por vivir en ghettos al margen del bienestar social y del Estado, así como contra el racismo social e institucional que sufrían.

Los sucesos de Alcorcón, por contra, son protagonizados en otra dirección, es la población blanca de la zona contra los inmigrantes (a raiz del enfrentamiento con los descerebrados y matones de origen latino de turno). Son los inmigrantes los que salen por piernas y se esconden en sus casas mientras las calles las toman bandas de jóvenes blancos (parecido, aunque no igual por diferentes componentes sociales, a lo que ocurrió en El Ejido). En Francia era justo al contrario... Demagogia, demagogia y sobre todo, pocas ganas de trabajar... ¿Para qué voy a tratar de racionalizar un suceso concreto, situarlo en su contexto real, investigar qué ha ocurrido y porqué ha ocurrido si puedo hacer uso de las cuatro frases hechas y culpar de todo a ZP?(al que no he votado en mivida, que conste)... Hay que trabajar más Caraballo...

 
At 24 enero, 2007 13:00, Blogger nataliapastor said...

El primer paso necesario para sanar ciertas dolencias o enfermedades es reconocer su existencia, su padecimiento para, a partir de ahí, poner todos los medios que puedan ayudar a superarlas. Esta exigencia aplicable al individuo se puede extrapolar al cuerpo social, a las dolencias o males de la sociedad. Sin embargo, los dirigentes políticos se empecinan en intentar ocultarnos la realidad en que vivimos, que sería como si un médico tratase de ocultarnos qué nos ocurre.
No importa el asunto, por ejemplo economía, materia sobre la que nos ofrecen fabulosas cifras macro -que se nos escapan y nos confunden- que reflejan una situación encomiable y envidiable, cuando en realidad vamos a la compra con una determinada cantidad de euros y, semana tras semana, nos cuesta menos esfuerzo llegar a casa, sin que ello se deba a las horas empleadas en el gimnasio. ¡Y me hablan de un IPC del 2.7%!...
Otro tanto sucede con todo aquello que pueda resultar peliagudo, puedo traer a colación múltiples casos, pero me centraré el lo que está sucediendo en Alcorcón. Por la trascendencia de los hechos, por la multitud que se ha echado a la calle al haber superado el límite de su aguante, porque es un tema recurrente, que cada vez se produce de forma más continua y extendida, porque tenemos aún en la retina las imágenes de Francia y tememos que se filmen en España, se ha hecho público lo que, desde hace tiempo, padecen en esa localidad de Madrid muchos ciudadanos. Miedo, extorsión a menores, robos, asaltos,... ocasionados por inmigrantes. ¿Y cuál es la respuesta del Gobierno?, la negación, el avestruz que esconde la cabeza y cree que, por no ver los problemas, estos desaparecen, cuando a lo que lleva esa actitud es a que se enquisten y crezcan hasta llegar al paroxismo.
¿Dónde creen estos políticos que no se apean del coche oficial ni visitan lo que no es su despacho, la sede del partido, su casa o la de sus amigos, que vivimos el resto de los ciudadanos?. Aquella afirmación de la muy cultivada Carmen Calvo, sobre el conocimiento de ciertos temas culturales en otros planetas, resultó muy reveladora pues, ciertamente, creo que piensan que vivimos en otro planeta, que no nos apercibimos de lo que nos rodea y nos pueden contar la película que quieran. Se equivocan. La gente de Alcorcón sabe muy bien lo que está pasando allí, porque lo sufre, por mucho que el alcalde niegue la evidencia; y lo mismo que en Alcorcón, sucede en otras muchas localidades españolas en las que parte de los inmigrantes se dedican a la delincuencia. Y ahora que me llamen racista. Racista es quien rechaza sin motivo a otra raza/etnia, por el hecho de ser diferente a la propia, y normalmente la considera inferior, no quien hace una descripción de la realidad. Así, el timorato Gobierno anterior ocultaba las cifras sobre delincuencia por miedo a que lo tacharan de racista, cuando lo cierto es que la mayoría de los detenidos eran inmigrantes y dichas cifras se habían disparado por la inmigración. Decírselo a la sociedad no es ser racista, ni xenófobo, es simplemente describir, aportar datos.
Perciben que aquí los valores brillan por su ausencia, que los menores abusando de su condición de tales -porque saben que sus acciones no tienen consecuencias- actúan como auténticos delincuentes. Y luego salen con el rollo de que hay que integrarlos, ¡no señor!, son ellos los que se tienen que integrar en nuestra forma de vida, no imponer la que traen de sus países, intentan imponer sus modos de delinquir, amparándose en que si se les denuncia es por racismo. Es un abuso en toda regla. Y lo normal es la reacción de los ciudadanos de Alcorcón, ante la falta de protección, ante la ausencia de medidas contra estos atropellos.
Eso es lo que hay que hacer, sin contemplaciones. Al inmigrante delincuente, se le deporta; a él y a su familia. Y descenderán las cifras y el pánico; se fomentará la integración, será posible la convivencia respetándonos unos a otros (no sólo nosotros). De lo contrario, lo que está por venir puede ser la jungla en estado puro, pues si nadie nos protege, acabaremos por autoprotegernos para sobrevivir

 
At 24 enero, 2007 18:15, Blogger Lopera_in_the_nest said...

¿Demagogia Sr. "joselito"?

Según acabo de leer en El Mundo, la Policía tiene censados a más de 1300 latinos pertenecientes a bandas en la Comunidad de Madrid.

Que el Sr. Caraballo dé una interprestación de los hechos no es demagogia, y la pregunta que le hicieron al Sr. Presidente del Gobierno fue respondida de la manera en que fue respondida, de la misma forma que ha respondido la Delegada de su Gobierno en la Comunidad de Madrid, Que el Sr. Caraballo dé su opinión de que los hechos en Francia cada vez se parecen más a los que están ocurriendo en zonas de España, no es demagogia, es una opinión fundada en los hechos, que se puede compartir o no, pero no es demagogia.

Sr. Caraballo completamente de acuerdo en distinguir a emigrantes de extrajeros, hay otro King que no era emigrante, y sí extranjero, que ha sido condenado por el asesinato de una joven en la Costa del Sol.

Preocupemnos de la existencia de la avalancha de emigrantes en Esapaña, no tenemos experiencia cercana sobre este fenómeno y no es mala cosa ser prudentes por si el volcán entra en erupción. ¿Nos hemos parado a pensar que la renta salarial de los españoles ha bajado el año 2006?, no sé si es bueno o malo, pero es un hecho, y los emigrantes algo tendrán que ver en el tema.

 
At 24 enero, 2007 19:35, Anonymous martini said...

Lo de la democracia acomplejada viene ya del botellón, querido, que en ningún país del mundo civilizado se consiente que miles de niñatos vomiten y truenen molestando a las demás criaturitas. Pues en Málaga la solución, para que nos nos llamen fascistas, es cerrar el Paseo de los Curas al tráfico y ellos que le den a la botella y la raya canalla.

 
At 24 enero, 2007 21:24, Anonymous joselito said...

Lopera, tú no has leido mi comentario ¿no? Para mí es demagogia comparar dos situaciones radicalmente diferentes, y decir que son lo mismo. Repito, hay una diferencia entre ver a los inmigrantes corriendo y un montón de españoles detrás con bates de beisbol (como ocurrió en Alcorcón) y ver a policías franceses corriendo y un montón de inmigrantes detrás con bates de beisbol (como en Francia). No valoro una cosa u otra. Pero no es lo mismo, Lopera de mi alma... y ZP no tiene la culpa de que no nieve, o de que nieve mucho...

 
At 24 enero, 2007 23:26, Anonymous Anónimo said...

¿Demagogia, Joselito? ¿No tiene nada que ver Almería y Alcorcón? Seguro que no conoces esta noticia que acabo de encontrame en la web:


Ingresan en prisión sin fianza en Almería siete ecuatorianos por presunta vinculación a Latin Kings y Ñetas

La juez les imputa delitos de riña tumultuaria y amenazas y considera elevado el riesgo de nuevos enfrentamientos

ALMERÍA, 24 (EUROPA PRESS)

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Almería, Carmen Beardo Hurtado, decretó hoy prisión provisional sin fianza para los siete ecuatorianos detenidos por su implicación en una reyerta tumultuaria en la noche del pasado domingo y que en su declaración se acusaron mutuamente de pertenecer a las bandas latinas rivales Latin Kings y Ñetas.

 
At 25 enero, 2007 00:14, Anonymous joselito said...

Yo flipo. Ustedes léeis lo que os da la gana ¿no? ¡qué no estoy diciendo que no existan bandas!¡qué no las defiendo! ¡que lo único que digo es que Caraballo ha hecho un artículo demagógico comparando dos situaciones diferentes y presentandolos como la misma! ¡qué no es lo mismo ir tu detras de un tío a pegarle que ser tu el que corre porque te van a pegar! ¿qué letra de 'demagogia' no entiendes? ¿la 'a'? Por favor... hay que ser cortito de miras, y dale que te pego con lo mismo, y otra vez, y otra vez....

 
At 25 enero, 2007 00:17, Anonymous joselito said...

Y a la pregunta de si tienen que ver Almería y Alcorcón. Pués porque hay inmigrantes de por medio... En Almería un grupo de inmigrantes se ha partido la cara entre ellos. En Alcorcón a un grupo de inmigrantes los han perseguido... ¿dónde está la relación?

 
At 25 enero, 2007 00:18, Anonymous Joselito (cansadito ya...) said...

Ah, ya... que todos los grupos tenían dos orificios para respirar... es verdad, se me había olvidado ese dato.

 
At 27 enero, 2007 00:19, Anonymous Anónimo said...

Este es un artículo de alguien que SÍ parece saber de lo que habla con relación al asunto de Alcorcón (para variar).

"...Pero, por otro lado y siendo malicioso, no puedo evitar preguntarme de dónde surge el insistente interés en determinar que el incidente posee un cariz xenófobo y no se trata del problema de una delincuencia y unas bandas que, según los estamentos oficiales, no existen en Alcorcón. Y, sobre todo, me pregunto a quién beneficia dicha tesitura. Y la única respuesta que acierto a encontrar no me gusta un pelo. Si se postula que el origen del incidente es de carácter racista, resulta indudable que la responsabilidad del mismo recaería sobre el vecino de Alcorcón quien, con su actitud, su intransigencia y sus sentimientos discriminatorios, habría propiciado este tipo de actos sin embargo, si se postula que su autentico origen está en la delincuencia latente en la localidad, la responsabilidad correspondería sin duda al consistorio y al equipo de gobierno, cuya labor resulta tan ineficaz cuando se trata de poner los medios adecuados para atajarla, combatirla y erradicarla. Y en aras del extendido rito de «echar balones fuera» que suele imperar entre nuestra clase política, no me cabe la menor duda de a quién beneficia la propalación de determinadas teorías. Así que no me vengan con milongas. Todos, a estas alturas del partido, sabemos ya cómo funciona esto..."

http://lorenzosilva.mypunbb.com/viewtopic.php?id=133556

 

Publicar un comentario

<< Home