El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

12 febrero 2007

Guepardos



Con letra de Nicolás Guillén y música de Pablo Milanés, fíjense de qué callada manera ha dispuesto el presidente Zapatero un Gobierno en el que los ministerios de Interior y Justicia, nada menos que Interior y Justicia, están en manos de quienes justificaron o disculparon el GAL. Rubalcaba, que fue el portavoz de aquel Gobierno condenado por el GAL, y Fernández Bermejo, el fiscal que entonces defendía que la Justicia no actuara contra el GAL.

Es interesante pensar en esta circunstancia y, por ejemplo, oír, como ocurrió ayer en el mitin de Dos Hermanas, que el presidente del Gobierno da lecciones de “educación democrática”. Sostiene Zapatero que un gobierno democrático tiene que decir la verdad y pedir perdón cuando se equivoca. Lo dice por el PP y por la guerra de Irak, porque no le parece suficiente lo que ahora admite Aznar sobre las armas de destrucción masiva.

Lo normal en un sistema democrático tendría que ser, en efecto, que los dirigentes políticos que cometen errores que hacen tambalear a todo un país pidan disculpas, admitan su equivocación y que, finalmente, presenten su renuncia. En España está asumida esta evidencia democrática, pero sólo se le aplica a los contrarios. Así, ni Aznar ha pedido disculpas por su apoyo a la Guerra de Irak ni Felipe González ha pedido jamás perdón por el GAL.

El presidente Zapatero tampoco pide perdón por nada pero utiliza una estrategia distinta, utiliza de forma permanente un doble lenguaje con el que logra aparentar una cosa y hacer la contraria. El mismo presidente de la pazzz nombra a los ministros que tienen en su currículo la justificación del GAL. Y nada. No pasa nada. Como diría Alfonso Lazo, ventajas de formar parte de un Gobierno de coalición progre-nacionalista que cuenta con el apoyo incansable del periodismo amigo y de los intelectuales áulicos. Todos a una. “¡De qué callada manera/se me adentra usted sonriendo/ como si fuera la primavera!/ Yo muriendo.”

Se trata, en definitiva, de negar la evidencia, de desmentir a nuestros propios ojos con la certeza de que la clac siempre lo aplaudirá. Como ese pastor evangélico de los Estados Unidos que fue sorprendido hace unos meses con un prostituto en plena faena oral. Después del escándalo, con la mayor tranquilidad, se ha dirigido a sus feligreses para anunciarles que se ha sometido a un “tratamiento” que en tres semanas lo ha vuelto completamente heterosexual. Ya no es gay.

Los evangélicos se lo han creído, pero el tipo con el que se estuvo acostando, no. "El guepardo nunca pierde sus manchas", ha dicho su compañero de felaciones. ¿Ven? Los guepardos. Gran definición para la política en estos tiempos de espejismos interesados.

11 Comments:

At 12 febrero, 2007 13:36, Blogger Ignacio said...

Y digo yo, ¿de verdad el apoyo de Aznar a la guerra de Irak le parece a usted tan trascendente para el país como el asunto de los GAL? ¿no estamos cayendo en el reflejo de dar un palo de rebote para no parecer sectarios?

Si uno de los dos partidos ha cometido iniquidades mucho mayores que el otro, la verdadera imparcialidad estará en dar a cada uno lo suyo, no en mostrar simetrías forzadas.

 
At 12 febrero, 2007 17:14, Blogger Er Opi said...

No, si se quieren simetrías, hay que hablar del 11-M. Ahí sí que me gustaría escuchar disculpas del Gobierno que nos falló en un momento en el que le necesitábamos.

Abrazos,

Er Opi.

 
At 12 febrero, 2007 18:44, Anonymous Anónimo said...

¿Que el Gobierno faltó el 11-M? Un poquito de por favor. El día que el socialismo se quede sin dinero para seguir pagando a los que tienen que callar, saldrá todo a la luz. Y veremos como ruedan cabezas, como en los GAL. Nadie se cree que esos moritos q vinieron ayer en patera hicieran los del 11-M. Al socialismo le pesará siempre la masacre del 11-M

 
At 12 febrero, 2007 18:52, Blogger Ignacio said...

Qué aburrimiento...

 
At 12 febrero, 2007 19:43, Anonymous Panduro said...

Pues yo creo que los españoles nos seguimos mereciendo un gobierno que no nos mienta.

 
At 12 febrero, 2007 20:39, Anonymous Anónimo said...

Aburrimiento? Que es exactamente lo que te aburre? Vaya forma de aportar ideas a un debate....

 
At 12 febrero, 2007 21:32, Blogger Ignacio said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 12 febrero, 2007 21:34, Blogger Ignacio said...

Me aburre la estupidez de las teorías alternativas del 11-M. Y me aburren casi siempre los anónimos, no porque lo sean sino porque suele coincidir que dicen estupideces aburridas.

 
At 13 febrero, 2007 02:42, Blogger Er Opi said...

Lo curioso de esos anónimos es que parecen todos el mismo. Creo que me daría igual que firmaran, siempre es la misma cantinela, eterna y cansinamente.

Abrazos,

Er Opi.

 
At 13 febrero, 2007 08:54, Anonymous Anónimo said...

En internet todo el mundo es anonimo. Que cojones sabemos de ignacio o de er opi? A ver si popr utilizar un simple nick alguno se va a creer on mas legitimidad para intervenir, pues lo unico importante son las opiniones. Le sugiero al anfitrion del blog que hable un dia de los anonimos y sibre el fenomenode los blogs en internet.

 
At 13 febrero, 2007 09:35, Blogger Er Opi said...

No, hombre, la cuestión es que con "anónimo" uno no sabe nunca si habla con el mismo de ayer, el de anteayer, si quien le responde es otro que el de hace un rato... vamos, que es imposible el seguimiento de una discusión.

 

Publicar un comentario

<< Home