El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

08 febrero 2007

Tramposo




Subyace en todo esto que nos está pasando un sentimiento grande de desolación; un agobio pegajoso, cansado. Esta crónica del desvarío que se va escribiendo cada día en España tiene una carga pesada de desconsuelo cuando se descubre que no tiene final, que nos enredamos a diario en un laberinto tramposo en el que todos los caminos conducen a lo mismo. Vueltas y vueltas. Nada.

Esta polémica de ahora sobre el Tribunal Constitucional jamás tendrá una salida profesional, nunca se impondrá el estricto criterio jurídico porque ya es imposible, porque nunca será creíble. Ni siquiera habrá una solución política de consenso. Imposible. Nadie creerá en la lógica jurídica en la que el criterio profesional de seis magistrados coincide milimétricamente con el criterio político del Partido Popular, el partido que los propuso. Y los otros seis, igual pero al revés, en sintonía con el PSOE. Si hay polémica ahora es porque el evidente error cometido por uno de ellos (Pérez Tremps) ha resuelto el empate en el sentido contrario al previsto por el Gobierno socialista; que ya no vale el apoyo de la presidenta del Tribunal con su voto de calidad. Esa es la trampa, tener que aceptar que ésta es la normalidad del más alto tribunal en un Estado de Derecho.

La trampa es tener que asumir que las reformas de los estatutos lleguen al Tribunal Constitucional cuando el texto ya ha sido aprobado en un referéndum y está en vigor. La trampa es tener que tragar con un modelo de reformas que, para que el interés político se hiciera inevitable, ha prescindido de todas las cautelas jurídicas de la Transición, como el recurso previo de Constitucionalidad.

La trampa es este lenguaje peligroso que repite que la voluntad de las urnas está por encima de las leyes, sin reparar que en un Estado de Derecho lo esencial es la garantía, el procedimiento, el rigor, el imperio de la ley vigente en cada momento. Que si esa lógica de las urnas, por encima de la ley, sirve para Cataluña o para Andalucía, por qué no iba a servir también para El País Vasco.

A los que no viven este desvarío con el ánimo de hinchas en un derbi de fútbol; a los que sólo aspiraban a conocer y aceptar lo que decidiera el Tribunal Constitucional sobre los estatutos de autonomía; a los que les preocupa más la estabilidad del modelo territorial que los enredos políticos; a los que no contemplan cada problema con el ánimo de aniquilar al adversario político porque pueden votar a un partido u otro. A todos esos, qué sentimiento le puede inspirar este laberinto tramposo si no es el del desconsuelo.

4 Comments:

At 09 febrero, 2007 00:01, Anonymous Panduro said...

La metáfora del hincha de fútbol me parece muy acertada. Manque pierda o hasta la muerte, juegue bien o mal, árbitro valiente o valiente hijo de puta; este es mi equipo y que el rival pierda hasta en los entrenamientos.

¿A quién beneficia este 'hooliganismo' político? Y no es una pregunta retórica, por más que ciertamente desconsolada.

 
At 09 febrero, 2007 12:00, Blogger Lopera_in_the_nest said...

Pues a mi me parece que habria que tomar la propuesta de Otegi y aceptarla, auque modificándola ligeramente. O mejor dicho ampliándola, y en vez de crear una autonomía nueva con Navarra y Euzkadi, crearla con estas dos comunidades más Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Comunidad de Murcia, Andalucía, Castilla la Mancha, Castilla León, Comunidad de Madrid, Extremadura, Cantabria, Asturias, Galicia y la Comunidad Canaria. Cuando se haya conseguido esto, es decir todos tengamos la mismas ventajas fiscales, los mismos derechos en el tema de sucesiones, el agua sea considerada común a todos, entonces abrir negociaciones con otras comunidades (o naciones) como Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda, Bégica, Italia, Grecia, y sobre todo Dinamarca (es un país al que le tengo un cariño especial). Estas negociaciones irían (o deberían ir) encaminadas a formar una única autonomía, con los mismos derechos para todos sus ciudadanos. Creo que alguién debería empezar a trabajar en esta dirección.

 
At 09 febrero, 2007 15:28, Anonymous Bourbon said...

Por fin el P$OE se ha dignado a hacer caso a la catástrofe del chapapote en la Bahía de Algeciras. ¿Dónde se meten ahora los 'corrutos' de NUNCA MAIS?.
Aquí las fotos de Frankenstein Chaves, Cretina Nabona, zETApé, Andrógina Sonsoles y Desatinos luchando contra el chapapote. La culpa, la tiene la gaviota.....
http://fotochop.bitacoras.com/archivos/2007/02/09/chapapote-en-algeciras

 
At 09 febrero, 2007 20:20, Blogger canalsu said...

La trampa es la que usted ha dicho, la vergüenza es que la haga el Gobierno de la nación y los tramposos somos nosotros, porque la trampa es la de la estampita.

 

Publicar un comentario

<< Home