El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

08 diciembre 2009

Lombrices



Teníamos un problema y ahora ya son dos. Arrastrábamos la lacra cruel de la violencia machista contra las mujeres y ahora, además de ese problema criminal, que no se ha resuelto, que sigue creciendo, nos enfrentamos a un desquiciado problema legal por la venganza cruel de algunas mujeres gracias a los excesos de esa ley. Si la lógica democrática ordena que midamos las leyes por su eficacia, por su incidencia frente al problema que intentan resolver, la Ley de Violencia de Género, al cabo de un lustro, sólo tiene esas dos consecuencias constatables: no han disminuido los episodios de violencia contra las mujeres y, de forma paralela, han proliferado los casos de denuncias falsas contra hombres inocentes.

Teníamos un problema y ahora ya son dos, el de quienes ignoran la ley en sus fechorías y el de las que utilizan la ley para sus fechorías. Los primeros siguen considerando a la mujer como una propiedad, un ser menor con derechos limitados y el deber de obediencia al macho. Y como salvajes que son, un día pasan de las voces a las coces, de la humillación a la paliza. Sin atender a ninguna ley, a ninguna condena, porque la violencia más antigua que conoce la humanidad es la de la dominación, en la que siempre prevalece el más fuerte. Esa violencia, que es el germen de la violencia machista, no ha desaparecido ni desaparecerá sólo con una ley, acaso porque tiene que ver con la educación de una sociedad, con el progreso, y, más allá, que quizá sea lo peor, tiene que ver con el inescrutable mundo del amor, de las relaciones entre hombres y mujeres.

Los segundos abusos, los creados por esta ley, también tienen que ver con la venganza. Y la crónica de los días se llena de historias repetidas de mujeres que, para vengarse de sus maridos, inventan una acusación de maltrato, a ellas o a sus hijos, con tal de despeñarlos por un calvario de cárceles, de reprobación social y de rechazo familiar. Basta la denuncia para garantizar la venganza porque, cuando se elimina la presunción de inocencia, sobra la investigación policial y se impone, desde el primer momento, la condena.

Hace dos meses, una sentencia en Sevilla condenaba a pagar las costas de un juicio a una mujer que había puesto nueve denuncias falsas contra su ex pareja. «Maquinación diabólica», decía el juez. ¿De qué otra forma se puede calificar esta otra denuncia falsa, también en Sevilla, de la mujer que, para vengarse de su ex marido, lo acusó de violar a su hija pequeña? Y sólo eran lombrices, la niña se rascaba porque tenía lombrices y la mujer aprovechó aquello para acusarlo de violación.

No existen estadísticas serias, rigurosas, sobre el número de denuncias falsas que se plantean en los juzgados de Violencia de Género. Todas las conocidas hasta ahora son interesadas, sesgadas o parciales. Incluyendo la última del Consejo General del Poder Judicial que analizó 530 resoluciones judiciales por violencia de género y llegó a la determinación de que sólo una de esas denuncias resultó ser falsa, lo que le llevaba a la conclusión forzada de que «se rompe el mito de las supuestas denuncias falsas». ¿Y qué ocurre con las cientos de denuncias que se presentan y no llegan a ninguna parte? De todas formas, ya digo, las estadísticas que existen son interesadas y sólo conducen a un debate de posiciones encontradas. La única certeza es quizá la más elemental: teníamos un problema y ahora tenemos dos. Y sólo por eso hay que revisar la Ley.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

At 09 diciembre, 2009 08:42, Blogger Panduro said...

Y como Aido & Co. revisen la ley, tendremos tres problemas.

 
At 10 diciembre, 2009 20:32, Blogger Blogueros de Sevilla said...

Estimad@ Bloguer@,

Nos es grato comunicarte que, tras varios meses de estudio e investigación, hemos logrado poner en marcha el primer directorio de Blogs de Sevilla. Un innovador y útil directorio compuesto por más de 1.000 Blogs sevillanos divididos todos ellos en distintas categorías. En este sentido, ‘Blogueros de Sevilla’, previo análisis, ha resuelto incluir tu ‘Cuaderno de Bitácoras’ (Blog) en la gran lista que forma el directorio. (En caso de no estar conforme bastaría con hacérnoslo saber respondiendo a este correo). Si bien, tu Blog reúne tres requisitos indispensables para ‘Blogueros de Sevilla’: Calidad, rigor y periodicidad de actualización.

El soporte consta de un portal web (www.bloguerosdesevilla.com) -aún en construcción- con multitud de funcionalidades y herramientas innovadoras dirigidas a blogueros y no blogueros, sevillanos y no sevillanos, que quieran estar informados de todo lo que se escribe y comenta en los más de 1.000 Blogs hispalenses inscritos. Por medio de un avanzado y moderno ‘Blogroll’ podremos estar al tanto -casi al instante- de todas las actualizaciones de los más de 1.000 Blogs agregados.

Nota importante: Para que tu Blog forme parte del directorio debe ‘indispensablemente’ tener activado el servicio de RSS. Para usuarios de Blogspot: Entrar en Panel de control + añadir un gadget + enlaces de suscripción + guardar. De esta manera, tus lectores también podrán recibir (si se suscriben) tus entradas cada vez que actualices el Blog. En caso de no lograr activarlo, ponte en contacto con nosotros lo antes posible, a la atención del Servicio Técnico de ‘Blogueros de Sevilla’ (bloguerosdesevilla@gmail.com).

No encontramos su correo electrónico, si es tan amable de enviárnoslo. Muchas gracias.
Entre los blogueros que están detrás de este proyecto se encuentran conocidos tuyos como Híspalis. Un fuerte abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Home