El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

16 noviembre 2005

Destierros

¿Dónde estamos? Cuentan en Sevilla que a un periodista económico que osó cuestionar la política de un consejero del Gobierno andaluz, lo han apartado de la sección por indicación directa del afectado. Destierro público para que sirva de ejemplo. Y un columnista de renombre detalla con precisión cómo Chaves pidió su cabeza, y se la concedieron, por criticar la nadería de la Segunda Modernización. A un presentador de televisión local le han contado sus jefes que mantenerlo en el cargo le está costando a la empresa numerosos ingresos publicitarios. Que se dirigen a ellos como en una peli de El Padrino: «Sólo tienes que hacer un cambio para que cambien las cosas». Y a un catedrático prestigioso, que le ha dado por firmar en una plataforma cívica, se ha quedado de hielo cuando un grupo de colegas se le acercó sigiloso el otro día: «¿No te da miedo?». Y las listas negras de Canal Sur, y las manos llenas... Y querellas y amenazas. «Se van a enterar». ¿Dónde demonios estamos?

Era sabido que en Andalucía, hasta ahora, había dos tipos de periodistas, a los que les daban premios y a los que les entregaban querellas. Agobio. Sabíamos que cualquier profesional, cualquier médico, cualquier funcionario, incluso cualquier socialista que levantara una voz de protesta contra la administración se estaba condenando al ostracismo. ¿Y quién se atreve a hablar en una región como ésta, en la que la Junta es la principal empresa y el PSOE su partido hegemónico? Miedo. Todo eso lo sabíamos, sí, pero es que, con esta nueva mayoría absoluta, el acoso se ha multiplicado. Presión.

Julio Anguita animó el otro día a los suyos en Sevilla a que denunciaran con claridad que existe una nueva dictadura, y habló de los bancos y de Polanco, «el grupo Prisa y su monopolio informativo» que es «el auténtico poder que está detrás del poder de los Gobiernos». Dice Anguita que es esa multinacional, ese monopolio informativo quien sostiene al Gobierno. Dos maquinarias de poder que se nutren, intercambiándose de acuerdo a la situación. Ahora Polanco tiene la Cuatro, la cuarta, que ya está dicho que el nombre le viene de recibir las televisiones como el Madrid acoge las Copas de Europa. Y ya nadie se acuerda de aquella vicepresidenta clamando tras el Consejo de Ministros: «¿A qué intereses sirven quienes no quieren que los ciudadanos vean Canal Plus sin pagar?». Tiene razón Anguita, porque cuando un Gobierno miente en favor de una empresa, lo difícil es saber quién gobierna en realidad.

¿Dictadura? ¿Régimen? Cada cual que lo defina como desee, pero para el catedrático aquel, para el periodista y el funcionario, para el columnista y el presentador, para el socialista disidente, hay una lista común. La del ostracismo, destierro interior. Y la democracia nunca puede servir de excusa para este abuso permanente del poder. Ni el miedo puede justificar que se mire para otro lado.

Publicado en EL MUNDO de Andalucía el 16-11-2005

3 Comments:

At 18 noviembre, 2005 00:16, Blogger García Serrano said...

Y puede que su crítica se acerque a la realidad (nunca tan simplificada), pero el artículo debería de terminar diciendo que si lo que hay no le gusta qué propone. Mucho me temo que la derecha andaluza ande detrás de toda esta mierda. No será que los medios de comunicación afines a la causa derechista (no podemos olvidar quién es el director de El Mundo) están diseñando una imaginaria dictadura para que llegue el señorito Arenas a librarnos de ella. Da asco tanta mierda. El PSOE tendrá sus debilidades, muchas. Los años en el poder crean corruptelas y abusos. Sin embargo, García Serrano prefiere un poder socialista como este al "mejor" gobierno de derechas a lo Arenas y Aznar. No, hijo, no. No nos vendais mulas como esta que ya hemos crecido.

 
At 26 noviembre, 2005 01:12, Blogger Canal Rancio Blog's said...

Querido García Serrano: veo que has crecido poco, y no lo tomes como un insulto. Es una obviedad. Eso de preferir lo malo conocido a lo bueno por conocer es propio del refranero reaccionario. En cuanto a tu sofisma sobre el derechismo de todo el que critique a la izquierda -o a la progresía,para ser exactos-, perdona si te digo que eso está demasiado visto y leído.

 
At 03 abril, 2007 02:12, Blogger Luis said...

Interesa mucho el juego de habalr de dercha e izquierda, que viene la derecha, la derecha y todo quisqui cierra filas, cuando de lo que hay que hablar, es que en Andalucía llevamos 40 años con los mismos en el poder. Y lo peor es que si les rascamos un poquillo (ese barniz democrático) son los mismos que en el régimen anterior. Pues si Manolo Chávez es el hijo de un coronel del ejercito ... en el fondo no parece que hubiera más que un cambio oportuno de chaqueta... así nos va.

 

Publicar un comentario

<< Home