El Blog de Javier Caraballo

Javier Caraballo es periodista de EL MUNDO. Es redactor Jefe de Andalucía y autor, de lunes a viernes, de una columna de opinión, el Matacán, sobre la actualidad política y social. También participa en las tertulias nacionales de Onda Cero, "Herrera en la Onda" y "La Brújula".

29 octubre 2006

Arenas. Explicaciones tras el acuerdo con el PSOE



Días de euforia en el PP. Tras el acuerdo suscrito en el Congreso para la reforma de los Estatutos, las escenas que se hayan podido ver entre las bambalinas han debido marcar época. Porque hasta llanto de emoción ha habido por parte de algunos diputados. Sobre las tablas del escenario, el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, tampoco disimula la satisfacción ni se detiene en matices cuando valora el acuerdo. Por ejemplo, esta afirmación, la más repetida desde que se cerraron las negociaciones. Dice Arenas: “Es el acuerdo más complicado de cuantos he participado en mi vida política y también el que tiene más trascendencia para el futuro de Andalucía y de España”. La afirmación no es cualquier cosa teniendo en cuenta que los otros acuerdos a los que se refiere son sobre cuestiones nada desdeñable: el pacto antiterrorista, el acuerdo de las pensiones o la reforma laboral. Aún así, Arenas se ratifica.



EL ACUERDO DEL ESTATUTO


Yo nunca me he planteado un escenario en el que no fuera posible un estatuto de consenso porque me parecía que le creábamos un problema a los andaluces. Aquí no hay ningún problema de identidad, todos aceptamos que somos andaluces y españoles, y que aceptamos el autogobierno dentro de la Constitución. Desde esa base aceptada por todos, ir a una confrontación con el Estatuto hubiera sido de una irresponsabilidad absoluta. (…) Todo cambia cuando, en el Congreso, a principios de septiembre, el grupo socialista enmienda de golpe 87 artículos del Estatuto para hacerlos constitucionales. Es decir, el PSOE en el Congreso los enmienda en la dirección que el PP estaba exigiendo desde que se presentó aquel borrador en el Parlamento andaluz. Dicho de otra forma. Está claro que había un ‘pacto de hierro’ entre el PSOE e IU en el Parlamento andaluz que salta por los aires cuando el Estatuto llega al Congreso. De forma paralela a esa ruptura, lo que nos encontramos es que entre los socialistas del Congreso había más receptividad a las posiciones y propuestas del PP que en el Parlamento andaluz.

Ha habido dirigentes del PSOE que han soñado con esa posibilidad de un 28 de Febrero contra el PP. Lo que ha pasado, lo que ha influido en la posición final del PSOE es que reproducir aquello es prácticamente imposible. Para empezar, quien gobierna ahora en Madrid es el propio PSOE, Rodríguez Zapatero, y los agravios se producen por el Estatuto que se ha aprobado para Cataluña. Pero es que, además, el PP de la actualidad no es la Unión de Centro Democrático que se opuso al referéndum andaluz. Dicho todo esto, también le admitiré que el centro derecha andaluz también lleva muchos años soñando con un acuerdo como este que nos permita enterrar el capítulo de la confrontación de aquel 28 de febrero.


SOBRE EL DISCURSO.
AL PP SE LE ROMPE EL “ESPAÑA SE ROMPE”


Yo no coincido con esa apreciación de que, por el acuerdo en el Estatuto andaluz, se rompe el discurso nacional del PP. Por varias cuestiones. Antes que el Estatuto andaluz, el PP ha votado que sí al Estatuto valenciano, al estatuto aragonés y al estatuto balear. Luego el estatuto andaluz será el cuarto que votemos favorablemente. Añada usted a todo ello que, de esos cuatro estatutos, el andaluz es el único que incluye una referencia expresa a la unidad indisoluble de la nación española. A parte de todo, le diré algo más. Yo nunca he sido partidario de estas reformas. De hecho, si yo hubiera sido presidente de la Junta de Andalucía no hubiera impulsado esta reforma el Estatuto. Pero una vez que otros plantean la reforma, mi obligación era intentar consensuarla y hacerla constitucional. Yo no podía mirar para otro lado.


SOBRE LAS PROTESTAS INTERNAS


El PP de Andalucía tiene 130.000 militantes y es probable que haya algunos que tengan dudas. Lo que yo capto es que los dirigentes del partido están entusiasmados, como los alcaldes, los concejales y los diputados. En este último año, he podido hablar del Estatuto con cuatrocientas o quinientas personas, y el noventa por ciento eran favorables a un acuerdo. Otra cosa es que algunos están empeñados en afirmar que nosotros hemos pactado lo que no hemos pactado. Me refiero a quien afirma estos días que el PP ha aceptado definir Andalucía como realidad nacional. Lo dicen y hay militantes que se inquietan… En fin, tendremos que explicarlo mucho más, porque decir eso es rotundamente falso.

Además, yo, en esto, tengo un problema, que mi tendencia natural es hacia el acuerdo y el consenso. Y en este asunto del Estatuto, se daba la circunstancia de que coincidía en el mismo sentido ni ánimo político, ni reflexión intelectual y mi actitud ante la vida. Hay quien puede pensar que lo mejor es la confrontación diaria y sistemática
Pero si el PP hubiera votado en contra de un Estatuto que habla de la unidad indisoluble de España y que es plenamente constitucional, hubiéramos conducido a nuestro partido y a nuestros votantes a un callejón sin salida. Un viaje sin retorno. Hubiéramos corrido un riesgo gravísimo de situar al PP en la marginalidad. Con este acuerdo, nos hemos quitado veinte años de encima. Era como si el PSOE tuviese la exclusividad de la defensa de Andalucía. Pues bien, esa exclusividad se ha terminado para siempre. Y lo que a continuación se abre es el camino de un andalucismo constitucional, en torno al centro político.


SOBRE EL FUTURO AUTONOMICO

En el sistema de financiación autonómica, tras el estatuto andaluz, se ponga como se ponga el nacionalismo catalán, el sistema futuro no tendrá más remedio que aprobarse en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Es decir, entre todos. Otra cosa son las inversiones del Estado. Porque el Estatuto catalán, en efecto, exige que se realicen de acuerdo al PIB catalán, mientras que el andaluz exige que se realicen de acuerdo a la población. Y baleares pedirá como referencia la insularidad, y Castilla y León, la extensión territorial; Galicia la dispersión población y la demografía… Cuando acumulemos los preceptos de inversión de cada autonomía, se llegará a la conclusión de que son absolutamente incumplibles porque no cabe todo. Sabemos además que, al final, sobre estas leyes orgánicas prevalece una, que se aprueba anualmente en las Cortes: los presupuestos generales del Estado. Al final, diga lo que diga el Estatuto, las inversiones del Estado en Andalucía se decidirán todos los años de acuerdo a la presión que realice el Gobierno andaluz ante el Gobierno de España. Pero no tendrán que ver con lo que dice el Estatuto.
Las tensiones territoriales en España sólo se solucionarán el día que exista un gran pacto de Estado entre el Partido Popular y el PSOE, con reforma de la Constitución incluida para fortalecer los poderes del Estado, para pararle los pies al nacionalismo insolidario.


SOBRE ENSEÑANZA LAICA Y MUERTE DIGNA

También en estos aspectos, lo que ha logrado el PP es una referencia expresa en el Estatuto a la religión católica y una clarísima redacción que dice que los padres tienen derecho a la elección del colegio de sus hijos de acuerdo a sus convicciones religiosas. Y hemos asimilado el concepto laico al concepto aconfesional que recoge la Constitución española. En cuanto a segundo asunto, el testamento vital y la muerte digna, se hicieron algunos cambios y, antes de votarlo, buscamos la aprobación de destacados miembros de la jerarquía eclesiástica, de dirigentes del foro de familia y de asociaciones de padres católicos.

El PP se define hoy como un partido de centro reformista, y yo creo que el centro reformista se puede sentir orgulloso con esas medidas porque son artículos que tienen muy en cuenta la realidad que vivimos, son respetuosas con la libertad individual y con la Iglesia, sabiendo siempre que una cosa es la Iglesia y otra es el Estado. Así que, en efecto, son propuestas centristas que, además, coinciden con un sentimiento muy mayoritaria de la sociedad española y andaluza.

16 Comments:

At 29 octubre, 2006 21:31, Blogger Laninaqueriegalaalbahaca said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 29 octubre, 2006 21:41, Blogger Laninaqueriegalaalbahaca said...

Lo que yo critico es que no se puede estar cerca de un año diciendo que no, asistiendo a conferencias donde se explicaba el por qué de ese no, y de la noche a la mañana decir que sí. Recuerdo que en las tertulias él comentaba que la sociedad andaluza no estaba demandando la reforma del Estatuto. A qué prestarse entonces a ese juego. Y dice que hubiésemos corrido el riesgo de conducir al PP a la marginalidad, ¿ es que ahora ya no lo va a estar? Habla de la esclusividad del PSOE en la defensa del andalucismo; ahora por votar a favor del Estatuto al PP lo van a considerar más andaluz que español, pero si los andaluces nos consideramos más españoles que andaluces. ¿En qué quedamos?
En una charla que dió Sanz en mi pueblo nos convenció de que económicaemnte el Estatuto era fatal para Andalucía, ahora dice que no influye en los presupuestos. Dice que son propuestas centristas, y las han elaborado los socialitas con los comunistas. ¡ Esto es de locos! El problema es que no hay alternativa en Andalucía, ya no es cuestión del pasado sino del presente, del presente del PPA, debe de haber una renovación desde arriba hasta abajo porque Arenas ha entrado a formar parte del cortijo de la familia Chaves.

 
At 29 octubre, 2006 23:19, Anonymous Anónimo said...

¡Yyya!. Osea, que Andalucía es una realidad táctica dentro de la unidad estratégica de España. O algo así.

 
At 30 octubre, 2006 00:42, Anonymous Anónimo said...

Todos nos engañan, Andalucía como está y escribiendo Estatutos, sobra tiempo.

No entiendo como el PP pierde tiempo del Parlamento hablando de estas cosas que hay que recordar que a nadie en Andalucía interesan, y no están cada día martilleando con Climocubiertas, Ollero, la Familia Chaves, las amputaciones de cuerpos humanos y demás...

Con chorradas de referencias a escritos de hace un siglo se da valor a las gilipolleces vascas, catalanas o castellanas.

¿Es bueno un acuerdo para el que un partido se tiene que estar excusando y explicando inmediatamente después de la firma?

 
At 30 octubre, 2006 09:26, Blogger GFO said...

La vergonzante cesión de Arenas ante esa quimérica "realidad nacional" que se supone que es ahora Andalucia,amen de servir de coartada a los desmanteladores del Estado y a los argumentos de los defensores del Estatuto catalan y venideros(o sea,el gallego y el de autodeterminación/cosoberania vasco),ha dejado la perla,cristalina y diáfana del triunfo de las tesis arriolistas:"Somos un partido de centro reformista".
La cuadratura del círculo,vamos.El desprecio absoluto a su base electoral y a la mayoría de sus votantes,que son católicos y de una derecha liberal.
Tanta explicación por parte del inefable Arenas,tantas justificaciones ante los medios,denotan que la bajada de pantalones,no solo ha sido una traición a sus votantes,a Andalucia y a España.
Lo peor es que han traicionado sus ideas.
Ya no saben,ni que cojones defienden.
Que pena das,Arenas.

 
At 30 octubre, 2006 13:53, Blogger Talantero said...

El electorado de derecha es digno de analisis. Yo, desde luego, no consigo entenderlo. Lo que le piden al presidente del PP andaluz, Javier Arenas, es que se haga el harakiri para darle satisfacción al sector más retrógrado de ese partido y de la sociedad, el que pide la confrontación a toda costa, sea cual sea el tema. ¿Cómo pollas se va a oponer el PP al estatuto andaluz después de haberlo negociado y cambiado totalmente, segun reconocen incluso los dirigentes del PSOE como Alfonso Guerra? Me refiero a las declaraciones de Guerra en las que decía que, habra opiniones para todos los gustos, pero lo que nadie podra afirmar es que los cambios en el Estatuto han sido irrelevantes. Si se han suprimido los elementos que el PP decía que eran inconsticionales y se ha remitido la 'realidad nacional' a una referencia, sin valor juridico o político alguno, de 1919, repito, como se dice en Graná: ¿Qué pollas de pollas ni pollas quieren ustedes, señores de la derecha, que haga su jefe de filas? Ah, ya lo adivino, lo que les pasa a ustedes es que les molesta que el PSOE también esté satisfecho con el Estatuto.... Pues lo siento, porque ese es el problema de vivir en democracia y algunos, empezando por el talibán de la Cope, Jimenes Losantos, ya deberían haberse acostumbrado....

 
At 30 octubre, 2006 14:59, Blogger Argantonio said...

Patético. Defensa pura y dura de los intereses de su partido, incapaz de quitarse complejos de encima. Seguirán el tiempo que haga falta de palmeros del régimen. Ojalá se hundan pronto.

 
At 30 octubre, 2006 15:06, Blogger Alejandro R. said...

A mi juicio, lo que le pasa al "electorado de derecha", como Ud. dice, Talantero, es que tiene sentido o espiritu crítico, así que cuando se da cuenta de que todo este lío del Estatuto no es más que una farsa, un juego de poder entre los partidos en el que los intereses de los ciudadanos no cuenta, pues el "electorado de derecha" se mosquea y se expresa de la forma que estima oportuna.

Seguramente el "electorado de izquierda" también se da cuenta de la gran trola que supone ese Estatuto , pero por disciplina, por aborregamiento o por no perder la manutención, se mantiene más calladito...

En fin, que el "electorado de izquierda" tambien es digno de analisis, ¿no?

Saludos cordiales y divertidos.

 
At 30 octubre, 2006 15:07, Blogger GFO said...

Comprendo,talantero,que para usted,como para tanto votante progre/"hooligan",le resulte dificil de entender que el votante del PP,al margen de los giros centristas arriolistas y acomplejados,se situa en una derecha liberal con unos principios fundamentales e irrenunciables:nación,familia,catolicismo,enseñanza religiosa y liberalismo económico.
Para el votante socialista,carente de principios y de moral laxa,le es indiferente la unidad de España;le da igual el modelo de Estado,ya sea una monarquia parlamentaria,un estado federal,confederal o cosoberano compartido.
Al votante progre y al "zocializta" pata negra,ven en el liberal al enemigo,no al adversario,y por eso,por esa facilidad para tragar con lo que sea,(ora somos marxistas,ora no lo somos,ora vamos con el Pacto de las Libertades,ora pactamos con Batasuna),le resulta más comodo ir de la mano de Otegui que de las víctimas.
Por todo esto,talantero,el votante del Partido Popular,sus bases,se sienten engañadas y traicionadas por Arenas en la bajada de pantalones ante esa "realidad nacional" falsa y quimérica,que para más inri,arranca del manifiesto separatista de 1919.
Y no solo es esa abdicación del ideario,sino que además desmonta todo el argumentario contra el que se ha estado luchando frente al Estatuto catalán.
¿Con que cara se va a recurrir la denominación de Cataluña como "nación" en el preámbulo,cuando se acepta la "realidad nacional" del pescaito frito en Andalucia?.
Por eso le comprendo,talantero,en su dificultad para entender el pensamiento liberal.
Como entiendo que le moleste Jimenez Losantos,y le entusiasme Gabilondo con sus terroristas suicidas de "Famobyl",con sus seis mudas de calzoncillos,depilados,y cuyos restos se han confirmado con tres fuentes policiales...
Toma premio "Ondas".

 
At 30 octubre, 2006 17:26, Blogger Lopera_in_the_nest said...

Creo que se nos olvida algo relevante, el Estatuto es un Proyecto de Estatuto que tiene que ser sometido a referendum popular. Entiendo que se le olvide al Sr. "talantero" ya que en el PSOE según el Sr. Ibarra las actas de diputado pertenencen a la "dirección socialista", pero a los que creemos que la SOBERANÍA pertenece al pueblo, este olvido es imperdonable.
Tengo dos dudas desde hace varios días: a) ¿Quién fue el "inventor" de la expresión "realidad nacional?, y b) ¿aparece en este Estatuto la obligación de convocar elecciones autónomicas (o realistanacionales) separadas de las generales?.
Si hago estas preguntas es porque la respuesta que me han dado a la primera NO me la puedo creer, es decir, si la expresión proviene del Prof. Clavero, hay algunos "palos del sombrajo" que se me van a caer. Respecto a la segunda, si la respuesta es negativa, ¿estaremos una vez más ante la COBARDÍA del Sr Chaves que no se atreve a convocar sin la protección de la sombrilla del PSOE?.

 
At 30 octubre, 2006 22:05, Anonymous Anónimo said...

Genial aquí Pablo Molina, dándole estopa a esto de la patochada del centrismo.

Ellos poniéndose campanudos y dándoselas de progres con lo de la enseñanza laica, y sin enterarse que, mientras, su base social lo que está ya es desesperada pidiendo más libertad de enseñanza y el cheque escolar, a través de todo tipo de , y haciendo la pedagogía que ellos no hacen, porque ven que si no los progres los trituran a base de otra vuelta de tuerca de analfabetización logsiana acelerada y de adoctrinamiento.

Y todavía habrá por ahí algún iluminado que diga que esto, lo de oponer por una vez alguna resistencia intelectual al socialismo, es la derecha extrema. No, esto es defenderse, oponer una alternativa de raíz. Porque, entérense bien: la derecha extrema y la extrema izquierda (que son la misma cosa: dos formas de colectivismo totalitario) es que, con tu dinero, Chaves y la inefable Cándida Martínez se permitan el lujo de decirte a qué colegio tienes que llevar a tus hijos para que los mantengan en la ignorancia y les laven el cerebro desde los cuatro años con la nueva formación del espíritu nacional progre que quieren imponernos. Eso es la derecha extrema, la extrema izquierda, el nacionalismo, el criptonacionalismo y la estulticia de los adoran al estado y desprecian –porque le tienen miedo- la libertad individual. Y el centrismo es ponerte de perfil y tragarte todo eso, ponerte estupendo, e institucional y campanudo, y a la vuelta de diez años encontrarte con que en España ya no quedan más que cenutrios progres, felices por dejarse atracar por los titiriteros, que dicen “corruto” y canonizan a san Indalecio Prieto, que se tragan sin rechistar el catecismo subvencionado ecosandía, que no saben nada de la Historia de España, que se creen que la literatura son las canciones de Andy y Lucas y que no se plantean por qué sus estatalizados profesores universitarios siguen sin darse por enterados de por qué se cayó el Muro e ignorando las enseñanzas de aquellas escuelas de Economía Política que en los mismos años veinte ya lo habían explicado y predicho. Vamos, todos votantes convencidos de Polanco para los restos.

A ver cuándo se enteran éstos del centrismo de que, mientras tú no defiendas ideas, mientras no tengas una alternativa intelectual de verdad y la defiendas sin miedo, estás perdido. Mientras el consenso sea entre socialismo disfrazado y socialismo sin disfrazar, lo que hacen es irse metiendo cada vez más en la boca del lobo. Que cuando lo que tienes enfrente es la mafia, lo último que tienes que hacer es entrar a pastelear con ellos, porque acabas de partido agrario en Polonia, o como la oposición amaestrada del PRI, que, oponerse no se opondría, pero, mira, iba abrevando en el presupuesto.

Ven, ya está Chaves pidiendo más pactos. Claro, de cajón, como que menudo filón ha encontrado. Esto es el abrazo del oso. Y eso que la foto no fue con el oso, sino nada menos que con Alfonso Guerra, ese jovenzuelo que lleva glaciaciones viviendo del pilla-pilla presupuestario, sin que se sepa aún cómo es posible que siga circulando por la vida pública después de lo de su henmano y los cafelitos sin que se le caiga la cara de vergüenza.

Y además, a ver, ¿y qué problema había en que el bodrio fuese anticonstitucional? Al revés, cuanto más inconstitucional, mejor. Yo lo que hago es pincharles para que lo hagan lo más disparatado posible, al dictado de IU si puede ser. Vamos, soviético. Y yo mientras resalto lo que tiene de hiperintervencionista y de regimental, explico –pero bien explicado, como Espe, a la que no se le cae de la boca eso de “nosotros creemos”, “nosotros pensamos”, que es la única forma de que la gente te entienda y sepa qué defiendes- lo que en verdad debe ser una norma de éstas (que es un freno al poder despótico al que, por definición, tienden los gobiernos) y luego me opongo, aquí y en Madrid. Y los llevo al Constitucional.

Si de todas formas ya dicen que lo aprueban sabiendo que esto nunca se va a aplicar. Entonces ¿qué es? ¿Una maniobra de despiste para hacer como que no se enteran de adonde nos llevan ZP y la ETA? ¿O es que nos toman el pelo?

Y los otros, en el inane, a vueltas con Lauren Castigo. Y luego llaman caducados a los demás.
Menuda tropa.

 
At 30 octubre, 2006 22:12, Anonymous Anónimo said...

Uf, qué desastre. Esto del HTML en esta página lo llevo fatal.

Te agradecería que borrases o editases el comentario anterior. Es que hace muy feo y confunde.

A ver si sale bien ahora.

Genial aquí Pablo Molina, dándole estopa a esto de la patochada del centrismo.

Ellos poniéndose campanudos y dándoselas de progres con lo de la enseñanza laica, y sin enterarse que, mientras, su base social lo que está ya es desesperada pidiendo más libertad de enseñanza y el cheque escolar, a través de todo tipo de , y haciendo la pedagogía que ellos no hacen, porque ven que si no los progres los trituran a base de otra vuelta de tuerca de analfabetización logsiana acelerada y de adoctrinamiento.

Y todavía habrá por ahí algún iluminado que diga que esto, lo de oponer por una vez alguna resistencia intelectual al socialismo, es la derecha extrema. No, esto es defenderse, oponer una alternativa de raíz. Porque, entérense bien: la derecha extrema y la extrema izquierda (que son la misma cosa: dos formas de colectivismo totalitario) es que, con tu dinero, Chaves y la inefable Cándida Martínez se permitan el lujo de decirte a qué colegio tienes que llevar a tus hijos para que los mantengan en la ignorancia y les laven el cerebro desde los cuatro años con la nueva formación del espíritu nacional progre que quieren imponernos. Eso es la derecha extrema, la extrema izquierda, el nacionalismo, el criptonacionalismo y la estulticia de los adoran al estado y desprecian –porque le tienen miedo- la libertad individual. Y el centrismo es ponerte de perfil y tragarte todo eso, ponerte estupendo, e institucional y campanudo, y a la vuelta de diez años encontrarte con que en España ya no quedan más que cenutrios progres, felices por dejarse atracar por los titiriteros, que dicen “corruto” y canonizan a san Indalecio Prieto, que se tragan sin rechistar el catecismo subvencionado ecosandía, que no saben nada de la Historia de España, que se creen que la literatura son las canciones de Andy y Lucas y que no se plantean por qué sus estatalizados profesores universitarios siguen sin darse por enterados de por qué se cayó el Muro e ignorando las enseñanzas de aquellas escuelas de Economía Política que en los mismos años veinte ya lo habían explicado y predicho. Vamos, todos votantes convencidos de Polanco para los restos.

A ver cuándo se enteran éstos del centrismo de que, mientras el consenso sea entre socialismo disfrazado y socialismo sin disfrazar, lo que hacen es irse metiendo cada vez más en la boca del lobo. Que cuando lo que tienes enfrente es la mafia, lo último que tienes que hacer es entrar a pastelear con ellos, porque acabas de partido agrario en Polonia, o como la oposición amaestrada del PRI, que, oponerse no se opondría, pero, mira, iba abrevando en el presupuesto.

Ven, ya está Chaves pidiendo más pactos. Claro, de cajón, como que menudo filón ha encontrado. Esto es el abrazo del oso. Y eso que la foto no fue con el oso, sino nada menos que con Alfonso Guerra, ese jovenzuelo que lleva glaciaciones viviendo del pilla-pilla presupuestario, sin que se sepa aún cómo es posible que siga circulando por la vida pública después de lo de su henmano y los cafelitos sin que se le caiga la cara de vergüenza.

Y además, a ver, ¿y qué problema había en que el bodrio fuese anticonstitucional? Al revés, cuanto más inconstitucional, mejor. Yo lo que hago es pincharles para que lo hagan lo más disparatado posible, al dictado de IU si puede ser. Vamos, soviético. Y yo mientras resalto lo que tiene de hiperintervencionista y de regimental, explico –pero bien explicado, como Espe, a la que no se le cae de la boca eso de “nosotros creemos”, “nosotros pensamos”, que es la única forma de que la gente te entienda y sepa qué defiendes- lo que en verdad debe ser una norma de éstas (que es un freno al poder despótico al que, por definición, tienden los gobiernos) y luego me opongo, aquí y en Madrid. Y los llevo al Constitucional.
Si de todas formas ya dicen que lo aprueban sabiendo que esto nunca se va a aplicar. Entonces ¿qué es? ¿Una maniobra de despiste para hacer como que no se enteran de adonde nos llevan ZP y la ETA? ¿O es que nos toman el pelo?
Y los otros, en el inane, a vueltas con Lauren Castigo. Y luego llaman caducados a los demás.

Uf, qué desastre. Esto del HTLM en esta página lo llevo fatal.

 
At 30 octubre, 2006 22:14, Anonymous Anónimo said...

Nada, que no. Bueno, pues después de "tipo de" debería poner plataformas, y a partir de ahí, ya no hay ningún enlace.

Lo siento.

 
At 30 octubre, 2006 22:37, Anonymous Anónimo said...

Hay una cosa de que llama "vista previa" Monica y así no te confundes. Me agradan tus comentarios, pero te diría que ademas exista otra cosa que se llama sintesis y brevedad. Mejoraras mucho,y te seguiremos mejor, si cumples estos dos puntos tan sencillos.
Besos de una bloguera como tu.

 
At 31 octubre, 2006 23:12, Blogger del porvenir said...

Yo por llevar la contraria por una vez coincido con "talantero" al mergen de las reiteradas pollas, que soy un poco púdico escribiendo.
Sobra más d euno que se auto atribuye el fundamnetalismo del voto liberal, de derechas, de centro y de lo que haga falta. La negación del Estatuto (innecesario a todas luces, todo sea dicho), que hubiera satisfecho a algunos, en especial a quien todos sabemos sólo conducía al despeñe absoluto.
Creo que era preferible aguantar de pie las embestidas de la cohorte federica durante una semana que veinticinco años la de PSOE. Pero supongo que todo es opinable

 
At 01 noviembre, 2006 14:35, Blogger GFO said...

Malos tiempos vivimos,cuando a la defensa de los principios,se les llama fundamentalismo.
Lo más triste de todo,es que los mismos que se la han tragado doblada con la "realidad nazional" del pescaito frito,son los mismos que han estado cacareando y poniendo el grito en el cielo con la inclusión del termino "nación" en el Estatuto catalán.
¿En que quedamos entonces?.
Y el argumento que muchos invocan,incluido el democristiano Arenas,sobre lo duro y tortuoso que hubiese sido aguantar otros veinticino años de crítica socialista,es como poco,lamentable.
Lo tienen muy facil;si no creen en o que defienden,los Arenas,Piqué y muchos de los que habitan en Génova,que cojan la puerta y se marchen.
No escarmientan los melifluos y bizcochables peperos.Y eso,que tienen el ejemplo vivo de lo que supuso la defenestración de Vidal-Quadras en Cataluña por el "centrista" Piqué.
La respuesta,una vez más,la veran en las urnas.

 

Publicar un comentario

<< Home